Septiembre deja 1.423 parados más en CyL entre criticas a la precariedad

Septiembre ha dejado 1.423 parados más en Castilla y León, hasta los 173.361, entre críticas a la precariedad, con una mayoría de contratos temporales y parciales, aunque la Junta se ha quedado con la tendencia, con los 35 meses en los que el empleo ha crecido de forma continuada en dato interanual.

Según los datos facilitados hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social de Castilla y León, el número de desempleados registrados en los servicios públicos de empleo aumentó en septiembre en 1.423 personas en Castilla y León, un 0,83 por ciento más que el mes anterior, frente al repunte nacional del 0,62 por ciento.

En dato interanual, Castilla y León tiene 16.640 parados menos que en septiembre de 2015, lo que supone una reducción del 8,76 por ciento.

Tampoco ha sido bueno el dato de afiliados a la seguridad social en Castilla y León, con 1.172 afiliados menos que en agosto, hasta los 890.330, frente al repunte nacional que fue del 0,07, con 12.025 cotizantes más.

En cuanto a los beneficiarios por prestaciones, sumaron 77.862 en Castilla y León, en este caso con datos de agosto.

Por provincias, el paro bajó en tres provincias, con 389 desempleados menos en Valladolid (-1,03), 79 en León (-0,22) y 66 en Zamora (-0,48%).

En el resto de las provincias, el desempleo aumentó en septiembre respecto al mes anterior, hasta un 2,45 por ciento en Soria, con 98 parados más; un 2,41 en Ávila, con 319 desempleados más; un 2,31 por ciento en Palencia y 243 parados más; un 2,3 en Segovia, con 190 inscritos más en las listas del paro; 2,28 por ciento en Burgos, y 506 personas más desempleados que en agosto; y 2,25 en Salamanca, con 601 parados más.

Por actividad económica, el paro subió en Castilla y León en los sectores de Servicios, con 2.683 desempleados más que en agosto, y en el colectivo de sin empleo anterior, que sumo 168 parados más.

Bajó por contra en la agricultura, con 833 parados menos, en la industria, con 130 menos; y en la construcción, con 465 menos.

En cuanto al número de contratos, se firmaron en septiembre 89.415 en Castilla y León, 9.837 más que el mes anterior, con un repunte del 12,36 por ciento, frente al repunte nacional del 31,36 por ciento.

Respecto a septiembre de 2015, Castilla y León tiene 1.925 contratos más, con un crecimiento del 2,2 por ciento, también por debajo del 6,20 nacional.

De esos contratos, 82.534 fueron temporales, más del 90 por ciento, con un crecimiento respecto a agosto del 10,55 por ciento; y sólo 6.881 indefinidos, un 9,68 por ciento del total, con un repunte del 39,83 por ciento.

El viceconsejero de Empleo y Diálogo Social, Mariano Gredilla, ha destacado hoy los 3 años consecutivos, 35 meses, de descenso del paro interanual en la Comunidad, con 60.000 desempleados menos, y ha situado el repunte de setiembre, 1.423 parados más, en la estacionalidad propia de ese mes.

Gredilla ha vuelto a incidir en que la incertidumbre política del momento, por la falta de Gobierno, puede "suponer un retroceso y una desaceleración", y llevar a que se pospongan decisiones de inversión, con una caída del PIB que puede lastrar el empleo y se puede notar en alguna de las EPAs.

Para el PSCyL, los 1.500 parados más con los que ha concluido setiembre Castilla y León confirman que la Comunidad tiene un "mercado basado en la precariedad y la temporalidad", en el que por cada afiliado de la seguridad social ha habido cinco empleos en el último año, según ha denunciado hoy el responsable de empleo socialista, Óscar Álvarez.

El sindicato CCOO ha advertido de un aumento de la temporalidad en el empleo, que "amenaza con empeorar en los próximos meses, para llegar a los 200.000 desempleados en la Encuesta de Población Activa antes de finales de año"; y desde UGT se ha alertado los "altos niveles de desprotección", con más de la mitad de los parados sin prestación, y precariedad laboral en forma de contratos temporales de escasa duración.

Por su parte, la patronal de Castilla y León, CECALE, y la Federación de Autónomos de Castilla y León, CEAT Castilla y León), han que hay que apuntalar la economía en factores que aceleren la innovación y la internacionalización.

Desde Podemos de Castilla y León se ha incidido en que mientras los datos del paro de septiembre significan una ligera reducción de desempleados hombres, el número de mujeres que carece de un empleo ha aumentado en 1.616 entre agosto y septiembre, hasta alcanzar las 99.240; y Ciudadanos ha abogado por cambiar el modelo laboral para que no haya "trabajadores de primera y de segunda".EFE

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.