Segunda semana de huelga en el Bellas Artes sin contactos entre las partes

Hoy se cumple la segunda semana de la huelga indefinida de los trabajadores del servicio de atención al público del Museo de Bellas Artes de Bilbao en demanda de mejoras salariales y laborales, sin que se hayan producido contactos entre las partes para solucionar el conflicto.

Los 34 empleados que prestan estos servicios, contratados por el Museo con la empresa Manpower Group Solutions por cuatro años, iniciaron la huelga indefinida el pasado 7 de junio, para exigir un salario y una jornada de trabajo "decentes" y que se introduzca la cláusula de subrogación de sus puestos en el caso de cambiar la contrata.

La última reunión entre las partes se produjo el pasado 3 de junio y terminó en desacuerdo ante el alejamiento de las posiciones de las partes, ya que los trabajadores reclaman un suelo de 1.200 euros netos por 14 pagas.

La empresa ofrece incrementos salariales, a partir de 2018, año en que se deberá renovar la adjudicación de estos servicios, del 15 por ciento para los empleados con sueldos más bajos y del 5 % para el resto, con incrementos progresivos, sin concretar, antes de ese año.

Los trabajadores continúan recogiendo firmas de apoyo a sus reivindicaciones entre los bilbaínos a las puertas del Museo, el Ayuntamiento de Bilbao y la Diputación de Bizkaia, dos de los patronos, junto con el Gobierno Vasco, del Patronato del Museo, responsable de contratar dichos servicios con Manpower.

La diputada portavoz de la institución foral vizcaína, Elena Uzueta, ha insistido hoy en la conferencia de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno en que se trata de un conflicto entre una empresa y sus trabajadores que no compete a las instituciones.

Unzueta ha instado a las partes a llegar a un acuerdo que pueda poner fin a la huelga y poder abrir al público la exposición estrella del verano del Museo, dedicada a la escultura hiperrealista, que no ha podido verse todavía, al encontrarse la pinacoteca cerrada al público desde el pasado 7 de enero, día en que se iba a realizar su inauguración.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.