La huelga de los trabajadores de TMB Arraiz cumple seis meses

Los trabajadores de la planta de tratamiento de residuos TMB Arraiz, ubicada en el monte Arraiz, a las afueras de Bilbao, cumplen hoy seis meses de huelga indefinida en demanda de mejoras laborales.

En ese tiempo no se ha logrado un acuerdo entre la parte empresarial y el comité de empresa, en el que es mayoritario el sindicato ELA, con ocho delegados en este organismo, mientras que el noveno es un representante independiente.

La planta de residuos es propiedad de la Diputación Foral de Bizkaia y la gestiona la empresa pública foral Garbiker, que ha subcontratado para ello a las empresas Pabisa y Valoriza-Sacyr.

En los últimos días, el representante independiente en el comité de empresa ha planteado una propuesta de acuerdo para poner fin a la huelga, que sería vista con buenos ojos por la parte empresarial, aunque no ha prosperado, según fuentes conocedoras del conflicto.

Fuentes de ELA lo han considerado "una intentona de buscar un acuerdo en minoría", entre críticas a la actuación en este conflicto de la Diputación Foral y las empresas que gestionan la planta.

Los trabajadores demandan una rebaja de la jornada laboral anual, pluses por turnos y por trabajar los fines de semana y que se reduzcan los contratos a tiempo parcial, ya que cerca de 30 empleados tienen contrato solo para el 27 % de la jornada.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.