El paro baja en 26.000 personas en el tercer trimestre en CyL hasta 160.500

El número de desempleados bajó en 26.000 personas en el tercer trimestre del año en Castilla y León, que deja 160.500 parados en la comunidad, el 13,94 por ciento menos que el anterior trimestre, y una tasa de paro del 13,91,casi tres punto menos que hasta junio.

En el conjunto del país, la tasa de paro se situó en el 18,91 %, al término del tercer trimestre, lo que supone un recorte de más de un punto respecto a los tres meses anteriores y el mejor dato de los últimos seis años, según la Encuesta de Población Activa (EPA) que publicó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Respecto a la ocupación, ésta repuntó el 3,34 por ciento con 32.100 ocupados más en Castilla y León en el tercer trimestre respecto al anterior -la segunda subida más importante del país-, y hasta los 992.800 ocupados, mientras que en el conjunto nacional el empleo se incrementó en 226.500 personas, hasta los 18.527.500 ocupados, la mayor cuantía en cinco años, en tanto que la población activa se recortó en 27.300 personas hasta quedar en 22.848.300.

Castilla y León llega a septiembre con 30.300 parados menos que hace un año, lo que supone un descenso del 15,88 por ciento, frente al 10,93 de caía del conjunto del país.

La tasa de paro bajó en todas las provincias de la comunidad respecto al trimestre anterior, especialmente en Burgos que se sitúa con la menor tasa de Castilla y León al pasar del 12,34 por ciento al 8,74%, seguida de Soria (10,96%) y Segovia con 11,28%.

A continuación quedan Valladolid con una tasa de 12,5 por ciento, Palencia 13,2%, Salamanca 15,2%, León 17,5%, Zamora 18,10% y Ávila con 19,5%.

La tasa de actividad se queda en la comunidad en el 55,46 por ciento, mientras que el número de ocupados se eleva a los 999.800, de los cuales 559.900 son hombres y 432.900 mujeres.

La tasa de paro afecta más a las mujeres, con el 16,52 por ciento frente al 11,78 de los hombres.

Por regiones, los mayores descensos del número de parados durante el tercer trimestre se dieron en Cataluña (51.100 menos), Madrid (41.800) y Comunidad Valenciana (29.200), mientras que aumentó en Murcia (7.800 más) y País Vasco (4.600 más).

Baleares (10,6 %), Navarra (12,41 %) y Cantabria (12,53 %) contabilizaron las tasas de paro más bajas, y Andalucía (28,5 %), Canarias (26,01 %) y Extremadura (25,6 %), las más altas.

Los mayores incrementos de ocupación se dieron en Cataluña (42.700), Castilla y León (32.100) y Baleares (24.400), mientras que se observaron descensos en Murcia (5.600).

Entre julio y septiembre, el paro disminuyó en todos los sectores, pero en mayor medida en los servicios (102.100 desempleados menos), seguido de la agricultura e industria (11.300) y, más de lejos, por la construcción (4.000).

En función del sexo, el paró bajó más entre las mujeres (133.600 menos) que entre los hombres (120.300), de forma que sólo hubo unas 60.000 desempleadas más, si bien la tasa de paro femenina (20,66 %) fue tres puntos superior a la masculina.

Por edad, el desempleo se recortó en todos los tramos, y por nacionalidad, la mayor parte del descenso se concentró en los españoles (171.900) frente a los extranjeros (81.900), cuya tasa de paro fue superior (24,78 %).

El número de parados de larga duración (que perdieron su empleo hace más de un año) se redujo en 123.500 personas, así como entre aquellos que buscaban su primera oportunidad laboral (1.600).

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.