El coste laboral por trabajador sube en Asturias un 1,1% en tercer trimestre

El coste laboral de las empresas por trabajador y mes se situó en Asturias en el tercer trimestre del año en 2.405 euros, lo que supone una subida del 1,1 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado, según la Encuesta Trimestral de Coste Laboral (ETCL) difundida hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Asturias registró el quinto coste laboral más alto entre las comunidades autónomas, tras País Vasco, Madrid, Navarra y Cataluña, aunque ligeramente por debajo de la media del país, de 2.444,80 euros, así como el cuarto mayor incremento entre las distintas regiones, frente a la bajada nacional del 0,5 por ciento.

Del coste laboral por trabajador y mes, el coste salarial (que incluye salario base, complementos, pagos por horas extraordinarias y atrasos, todo medido en términos brutos) se situó en Asturias en el tercer trimestre en 1.780,6 euros, un 2,4 por ciento más que hace un año.

El coste salarial es el componente que más influye en el coste total en el que incurre un empleador por trabajador y mes.

Los otros costes no salariales, cuyo principal integrante son las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, ascendieron en Asturias a 624 euros, un 2,5 por ciento menos que en el tercer trimestre de 2015.

La jornada laboral mensual pactada en las empresas asturianas fue de 150 horas, aunque la efectiva se situó en de 119,9 horas, debido a un promedio de 30,7 horas no trabajadas.

Así, el coste laboral por hora efectiva trabajada en el Principado se situó en 19,2 euros, lo que supone un descenso interanual del 2,7 por ciento.

La estadística del INE también apunta que en el Principado existen 579 vacantes, el 0,9 por ciento del total nacional.

En el conjunto del país, el coste laboral de las empresas bajó el 0,5 % en el tercer trimestre de 2016 respecto al mismo periodo del año anterior, y alcanzó los 2.444,8 euros por trabajador y mes, con lo que agudiza la caída del primer (0,2 %) y segundo trimestre (0,1 %).

De dicho gasto, el coste salarial llegó a 1.804,01 euros de media.

Los costes no salariales se redujeron un 0,9 %, situándose en 640,79 euros por trabajador y mes, y su principal componente, las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, decrecieron el 0,3 %.

Las percepciones no salariales bajaron el 5 %, debido a la bajada de las indemnizaciones por despido y otras como las derivadas por fin de contrato o pagos compensatorios, entre otras.

Si se tiene en cuenta el tipo de jornada, la diferencia salarial entre los trabajadores a tiempo completo y parcial fue de 5,46 euros por hora (15,72 euros para tiempo completo, frente a 10,26 para tiempo parcial).

La encuesta del INE subraya que si se excluye el factor variable de los salarios (pagas extraordinarios y atrasos), se obtiene el coste salarial ordinario, que descendió el 0,1 %.

También informa de que el coste laboral por hora no varió respecto al tercer trimestre del año pasado, como consecuencia de la disminución del 0,5 % del número de horas no trabajadas.

Por sectores, el de la construcción, con 2.504,25 euros, fue el que registró el mayor descenso del coste laboral total (1,9 % menos), seguido del sector servicios, con 2.350,25 euros y una bajada del 0,4 %.

La industria, por su parte, se mantuvo igual, con un coste laboral de 2.935,66 euros.

En cuanto a las actividades, el crecimiento del coste laboral fue mayor en industrias extractivas, con una variación anual del 4,5 %; por delante de actividades sanitarias y de servicios sociales (3,1 %); y actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (2,7 %).

Por el contrario, los mayores descensos se contabilizaron en suministro de energía (7,8 % de caída) y otros servicios (2,7 %).

Durante el tercer trimestre, la jornada semanal media pactada fue de 34,7 horas (considerando conjuntamente el tiempo completo y el parcial), de las que se perdieron unas 7 horas de media semanales, la mayoría por vacaciones y fiestas.

Si se añaden las horas extras y se restan las perdidas, la jornada semanal se redujo a 27,8 horas efectivas de trabajo.

Respecto a las comunidades autónomas, el coste laboral en la Comunidad de Madrid y el País Vasco superó en más de 400 euros a la media nacional.

Atendiendo al crecimiento anual del coste, Comunidad Valenciana, Cantabria, Castilla-La Mancha presentaron las tasas más elevadas, mientras que La Rioja, Aragón y Andalucía registraron los mayores descensos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.