Casas de cambio no resolverán escasez de divisas en Venezuela, según patronal

El presidente de la mayor patronal de Venezuela, Fedecámaras, Francisco Martínez, dijo hoy que las ocho casas de cambio que abrieron el lunes en dos estados fronterizos del país no resolverán los problemas que han tenido los empresarios para acceder a las divisas en los últimos meses.

Durante una entrevista con el canal privado Venevisión, Martínez afirmó que la solución es producir bienes y servicios en el país, algo que no se obtendrá "mientras no empecemos a tener un Estado promotor de la producción de lo hecho en Venezuela con todo lo que eso implica, con todo lo que requiera el sistema".

El empresario señaló que las casas de cambio deberían estar operativas en todo el país y permitir transacciones de cualquier moneda de curso legal en el mundo.

Dijo que las ocho oficinas que fueron abiertas el lunes beneficiarán "alguna operación puntual" de un encadenamiento productivo que podrá hacer negocios, pero, continuó, "eso no es un abordaje estructural a todo lo que es la problemática que hay en la divisa (...) no es el abordaje que esperamos los empresarios".

Sin embargo, consideró que esta apertura podría "aliviar un poco los problemas que está viviendo la gente en la frontera" con Colombia donde el paso de vehículos está parado por orden de Bogotá al tiempo que decenas de venezolanos cruzan a pie hacia Cúcuta para comprar alimentos y medicinas que escasean en su país.

"No es que los empresarios vayan a pedir dólares al gobierno, es que el gobierno debe garantizar un sistema fluido, constante y confiable para la transitabilidad de las divisas para poder comprar materias primas y maquinarias que nunca se han producido en el país pero que se requieren para la producción de bienes y servicios", sumó.

El ministro de Economía y Finanzas, Ramón Lobo, indicó hoy que los venezolanos podrán canjear hasta 500 dólares al mes en las casas de cambio que el Gobierno ha puesto en marcha en los estados venezolanos Táchira y Zulia (oeste), fronterizos con Colombia.

Las primeras ocho casas de cambio comenzaron a funcionar ayer a una tasa de 1 bolívar por cuatro pesos colombianos, tasa muy competitiva comparada con el cambio medio del lado colombiano de la frontera donde se canjea aproximadamente a un bolívar por peso.

Venezuela se rige por un sistema de control cambiario que opera desde 2003 en el que el Estado tiene el monopolio de la administración de divisas y estas son vendidas actualmente a dos diferentes tasas, en función de a lo que se destinen, a través de un engorroso sistema administrativo.EFECOM

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.