Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

La entrevista

Bar Refaeli: "En el colegio, yo era un poco chicazo"

Fernando Goitia

La prensa amarilla la acosa por sus amores, las marcas se la disputan para promocionar sus productos, las revistas aspiran a que ocupe sus portadas... Bar Refaeli es hoy la rubia más deseada del planeta. Su secreto: la confianza. Así es esta modelo israelí dispuesta a dejarlo todo para ser madre.

Esta israelí de 27 años es la mujer más sexy del mundo. Eso dicen al menos los lectores de la revista Maxim, que como hace Forbes con los más ricos clasifica cada año, dicho crudamente, a las cien tías más buenas del planeta. Refaeli, cierto es, acumula reconocimientos similares desde hace años. La primera israelí en alcanzar el Olimpo de las supermodelos ya fue Mejor Cuerpo del Año en 2008,

Modelo del Año dos veces consecutivas y es una fija en los especiales veraniegos de Sports Illustrated, una especie de biblia en el ámbito de los catálogos de mujeres macizas en bikini. Con semejante hoja de servicios, no es de extrañar que las grandes marcas se la disputen para promocionar sus productos. La ex de Leonardo DiCaprio, por ejemplo, es madrina de Especially Escada Delicate Notes, la nueva fragancia de Escada, multinacional alemana del lujo femenino. Aprovechando el lanzamiento, la modelo recibió a XLSemanal en Berlín para hablar de perfumes, hombres, niños, fútbol y también de agentes del Mossad, los servicios secretos israelíes.

XLSemanal. ¿Se siente usted la mujer más sexy del mundo? 

Bar Refaeli. No me siento así, un icono sexual. Cuando me lo dijeron, pensé que era algo muy raro y que enseguida alguien me llamaría para avisarme de que todo había sido un error. Pero bueno, es un enorme halago y, sobre todo, es algo que podré contar a mis nietos algún día cuando me vean viejita y llena de arrugas: «Veréis, un día vuestra abuelita fue elegida la mujer más sexy del mundo» [se ríe].

XL. ¿Qué es lo más importante para sentirse sexy?

B.R. La confianza. Alguien feliz es lo más sexy y elegante del mundo.

XL. ¿La perseguían los chicos en el colegio?

B.R. No, en aquellos años la moda, el estilo y estas cosas no me interesaban lo más mínimo. Jamás usaba maquillaje, siempre iba con los vaqueros flojos y camisetas holgadas; era un poco chicazo, la verdad. De hecho prefiero los hombres con pantalones holgados a aquellos que los llevan ajustados.

XL. ¿Ah, sí? ¿Y qué más? 

B.R. [Se ríe]. Me gustan los que se sienten cómodos y viriles. No me gusta que parezca que se esfuerzan mucho para estar atractivos, prefiero un estilo básico: vaqueros y camiseta.

XL. Volviendo a su carrera, ¿cómo pasó de chicazo a modelo?

B.R. Desde que tenía cinco meses he hecho anuncios para televisión. Cuando a una niña la obligan a hacer algo que no le gusta, protesta y llora; en mi caso deseaba ponerme frente a una cámara. 

XL. ¿Recuerda su primer desfile?

B.R. Sí, debía de tener 15 años, fue en Israel. El aire acondicionado del local se había estropeado y hacía muchísimo calor. Yo no sabía desfilar, estaba aterrorizada, y le dije al hombre que cuidaba de las chicas: «No sé desfilar, no sé cómo hacer esto». Yo era la protagonista de la campaña, así que me miró muy serio y me sugirió: «Es sencillo, simplemente ¡diviértete!». Así que salí sintiéndome lo que era, una chica de 15 años. No intenté pasar por modelo profesional, caminando con las piernas firmes, más seria que una pera. Me puse a andar, sonriendo, haciendo un poco el tonto; a la gente le gustó porque con todo aquel calor yo aportaba un poco de frescura y naturalidad.

XL. ¿«¡Diviértete!» sería un buen consejo para convertirse en top model?

B.R. A mí me ha funcionado, pero se aplica a todo en la vida: diviértete siempre que puedas. Aunque el mejor consejo de mi vida me lo dio mi madre: «Si tú das, recibirás el doble». Lo he seguido y no me ha ido nada mal. 

XL. ¿Cuál es su gran icono de la belleza?

B.R. Mi madre, siempre sonriendo. Sonreír es lo que más bella hace a una mujer. Mucho más que cualquier maquillaje.

XL. Y, como modelo, ¿nunca ha tenido referencias?

B.R. La verdad es que no. Eso es lo que hace esta carrera tan interesante; hay sitio para todas, y cada una puede hacer las cosas de forma distinta. En todo caso admiro a Cindy Crawford, Elle MacPherson y Heidi Klum, las que han sido madres. Ya no trabajan como cuando tenían 20 años, claro, pero no les dio miedo tener hijos. A las modelos se les dice que la maternidad les va a arruinar el cuerpo y esas cosas. Por eso, cuando las veo desarrollando sus carreras sin problemas, anteponiendo su vida privada y su familia... es admirable.

XL. Es su aspiración, supongo...

B.R. Sí, en un par de años lo dejaré todo por tener una familia.

XL. ¿Sus diseñadores favoritos?

B.R. Stella McCartney e Isabel Marant.

XL. ¿Y su relación con las fragancias?

B.R. Me siento desnuda sin ellas. Adoro el modo en que las esencias te transportan a ciertos momentos de tu vida, a personas o a lugares.

XL. ¿Cómo describiría Especially Escada Delicate Notes?

B.R. Delicada, sofisticada y muy femenina, como una segunda piel. Me incita a ser espontánea y divertirme sin dejar de ser elegante.

XL. Ha rodado una película en Israel titulada Kidon. ¿Acaso se ve haciendo Shakespeare algún día?

B.R. Pues no. Lo mío no es hacer papeles profundos ni mostrar un proceso psicológico muy exigente. Soy lo bastante inteligente como para entender lo que un director quiere de mí. Hago papeles ligeros, que requieran algo de trabajo interior, pero no demasiado, para eso ya hay que meterse a fondo, estudiar Interpretación. De todos modos, el cine es un paso natural para una modelo. Brooke Shields, Milla Jovovich, Diane Kruger...

XL. Encarna a una especie de Mata Hari, ¿no será usted del Mossad?

B.R. Sí, del Mossad. En la película, claro [se ríe]. Pero ser espía es mi sueño secreto. Me encantaría ser del Mossad. ¡Quién sabe! Quizá ya lo soy [se ríe]. Ser modelo famosa es una buena tapadera. 

XL. Posó de una tacada con Nadal, Michael Phelps y Chris Paul. ¿Qué les da usted a los deportistas?

B.R. Es que estoy muy metida en el deporte. Sports Illustrated me quería para un número especial y les propuse hacer algo diferente. Estaba cansada de ir siempre a la playa y sacar la misma foto. Sugerí varios atletas y elegimos. Soy una gran fan de Rafa, Chris y Michael. 

XL. Es usted muy futbolera. ¿Apoyó a algún equipo en la última Eurocopa?

B.R. ¡A España, por supuesto! Soy una chica de Barcelona y de España.

Lujosamente fresco

El perfume. Especially Escada Delicate Notes es la nueva fragancia que representa el equilibrio entre elegancia y espontaneidad sobre la base de un delicado acorde de rosa.l El frasco. La fragancia se vislumbra a través de un cristal helado y un tapón dorado con la icónica E de Escada.l Espíritu alegre. «Me encanta el toque de alegría de Especially Escada Delicate Notes asegura Bar Refaeli. Es sinónimo de lujo, pero de una forma desenfadada».l Precio. 60 euros (50 ml) / 75 euros (75 ml).

publicidad
envíar consulta

ENVÍA TU CONSULTA

Consultorio de Análisis Técnico
El analista técnico Josep Codina responde a una selección de dudas que le planteen los lectores de Finanzas.com. realiza tu consulta
publicidad
publicidad