Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

acuerdo

Vox posibilitará un gobierno PP-Ciudadanos en Andalucía

finanzas.com

El Partido Popular y Ciudadanos obtuvieron este miércoles el apoyo indispensable de la ultraderecha para gobernar la región española de Andalucía, tras un largo y polémico tira y afloja con Vox.

"Se ha formalizado un acuerdo con el PP", articulado en 37 puntos, anunció a la prensa en Sevilla el número dos de Vox, Javier Ortega Smith. "Estamos muy satisfechos (...) Hoy pierden las leyes liberticidas, hoy pierde la inmigración ilegal, hoy pierde la corrupción (...) Por fin se acaba el cortijo de la izquierda en Andalucía", añadió el dirigente ultraderechista.

"Hoy comienza el cambio en Andalucía", dijo por su lado Juan Manuel Moreno, líder regional del PP que, en virtud de los acuerdos firmados por separado con Ciudadanos y Vox, será el nuevo presidente de Andalucía. La investidura podría tener lugar el 16 de enero.

A finales del mes pasado, los conservadores del PP y Ciudadanos, un partido de corte liberal, alcanzaron un pacto de gobierno para dirigir juntos Andalucía, la región más poblada de España, después de 36 años de hegemonía socialista.

En los comicios regionales del 2 de diciembre, ambos habían obtenido 47 de los 109 escaños de la cámara regional andaluza. Pero para alcanzar la mayoría necesitaban el apoyo indispensable de Vox, un partido que dio la sorpresa irrumpiendo con casi un 11% de los votos y 12 asientos.

El apoyo de Vox llegó después de que este partido suscitara un vendaval político con sus propuestas, entre ellas la derogación de la ley sobre la violencia de género, alegando que es ideológica, discrimina a los hombres y se presta a denuncias falsas por parte de mujeres "desaprensivas".

Esta posición soliviantó al poderoso movimiento feminista en España y suscitó críticas incluso entre las filas del PP. Finalmente, no consta en el acuerdo firmado este miércoles con los "populares".

Pese a ello, Santiago Abascal, líder nacional del partido de ultraderecha, apuntó que gracias al acuerdo sus electores "tendrán un presidente [en Andalucía] que ha firmado desarrollar una parte importante del programa de VOX".

Las críticas desde la izquierda no se hicieron esperar. Fuentes del ejecutivo socialista de Pedro Sánchez dijeron lamentar "la radicalización del PP y Ciudadanos por el pacto con la ultraderecha".

"Ciudadanos, además, ha desatendido los llamamientos de los partidos europeos a la moderación y a desenmascarar el autoritarismo de la ultraderecha", agregaron esas fuentes, afirmando que "este gobierno se mantendrá vigilante y no cederá en la conquista de derechos y libertades".

Irene Montero, número dos del partido de izquierda radical Podemos, arremetió en tanto contra "ese pacto de los trillizos reaccionarios".

Ciudadanos, presionado por sus socios europeos liberales que le instaron a levantar un "cordón sanitario" frente a la ultraderecha, se negó en todo momento a negociar con Vox. Su líder en Andalucía y próximo vicepresidente, Juan Marín, advirtió este miércoles que los pactos entre PP y Vox "en ningún momento (...) podrían vincular al gobierno de la Junta de Andalucía".

En el documento paralelo de 37 puntos firmados por PP y Vox, se indica que "se trabajará decididamente por el cumplimiento" de una serie de objetivos.

Entre ellos, "la creación de empleo de calidad", realizar una "auditoría independiente de todos los organismos" del gobierno andaluz, tras varios escándalos de corrupción protagonizados en los últimos años por altos funcionarios socialistas, o evitar "cualquier injerencia de los poderes públicos en la formación ideológica de los alumnos".

Igualmente se llama a combatir la inmigración ilegal, y se acuerda defender y promover la tauromaquia, la caza, el flamenco y la Semana Santa.

publicidad
publicidad