14 de Octubre, 08:53 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

política

Rajoy busca amarrar a Ciudadanos como socio ante los movimientos del PSOE

Nuria Vega

El presidente acuerda con Rivera en la Moncloa comenzar a negociar el techo de gasto y los Presupuestos de 2018.

Apenas concluida en el Congreso la puesta en escena del deshielo entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, el presidente del Gobierno recibió hoy de manera discreta en la Moncloa a su principal socio de investidura. Alejado de los focos, y organizado por «iniciativa mutua», el almuerzo de trabajo con Albert Rivera sirvió a Mariano Rajoy para constatar que, pese a las desavenencias de los últimos meses, el líder de Ciudadanos sigue estando dispuesto a negociar tanto el techo de gasto como los Presupuestos Generales del Estado para 2018. La única mínima garantía de que la legislatura podría quedar apuntalada al menos hasta 2019.

El deshielo de las relaciones en la izquierda ha obligado al Gobierno a revisar los puntales del mandato de Rajoy. En los últimos siete meses, el Ejecutivo, que logró acordar en diciembre de 2016 con el PSOE el tope del gasto público, ha tendido puentes en varias direcciones. Pero sin ninguna certeza de que sigan siendo transitables aquellos que facilitaron el entendimiento con la gestora socialista, el presidente trata de mimar la nueva mayoría parlamentaria que salvó las cuentas de 2017.

Aseguran en su entorno que Rajoy no descuida los contactos con el PNV y que busca amarrar a Ciudadanos. Especialmente ahora que Sánchez ofrece a Rivera construir un bloque con PSOE y Podemos suficiente para revertir desde la oposición las políticas del Gobierno del PP. Una tentación difícil de rechazar. El secretario general de los socialistas se reunirá mañana en el Congreso con el líder de los liberales y aunque en el Gobierno desvincularon la ronda de la oposición del encuentro bilateral en la Moncloa, fuentes populares suscriben que en política nada es casual.

«Queremos más de Rivera, más compromiso», insisten en el Gobierno. Esa lealtad sólo podría traducirse en un respaldo activo a los Presupuestos del próximo año. En este sentido, Rajoy informó hoy a su «socio prioritario» de las «líneas generales» del acuerdo de límite de gasto no financiero que el Consejo de Ministros aprobará el próximo lunes y que servirá como base para la elaboración de las cuentas. Un documento que, promete el Ejecutivo, contempla las obligaciones contraídas con Ciudadanos.

De momento, Rajoy y Rivera han acordado que sus equipos negociadores «comiencen a hablar cuanto antes». Además, ambos líderes reafirmaron este martes su visión compartida frente al desafío independentista en Cataluña.

Una relación complicada

El de hoy fue el primer encuentro en meses. El presidente y Rivera no se veían en la Moncloa desde enero, cuando mantuvieron una cena privada con los equipos que fueron capaces de fraguar el pasado agosto el acuerdo de investidura entre el PP y Ciudadanos. Desde entonces, el idilio político en el Congreso se ha tornado muchas veces en una relación agria.

La tormenta originada en Murcia con la imputación del entonces presidente autonómico, el popular Pedro Antonio Sánchez, en el 'caso Auditorio' minó la escasa confianza que se tenían mutuamente ambas formaciones. A eso hay que sumar el estallido posterior de la 'operación Lezo' y el respaldo de los liberales a la comisión que investiga la 'caja B' del PP.

Aunque Ciudadanos está relativamente satisfecho con el funcionamiento del pacto en lo que se refiere a las medidas económicas, Rivera ha dado orden a los suyos de no aflojar en materia de regeneración. El partido liberal tiene predisposición a apoyar en el Gobierno en el techo de gasto, pero su líder deslizó una exigencia a sabiendas de que será complacido porque ya está anunciada. Reclamó una rebaja del IRPF en 2018, algo que el ministro de Hacienda vio factible hace unos días.

publicidad
publicidad