21 de Enero, 06:59 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

terrorismo

El pánico terrorista vuelve a Bruselas

Adolfo Lorente

Los militares neutralizan a un hombre con un cinturón de explosivos en la Estación Central

Londres, París... Y ahora, Bruselas. El pánico volvió a hacerse hueco anoche a codazos en la capital comunitaria con lo que parece ser un fallido intento de atentado terrorista por parte de un presunto kamikaze, como confirmó a las 23:20 horas el portavoz de la Fiscalía Federal. Todo ocurrió pasadas las 20:30 horas en la Estación Central, el principal nudo de transporte público de la ciudad. Un individuo que portaba un cinturón de explosivos y una mochila fue «neutralizado» por militares provocando una pequeña explosión en el hall de las instalaciones. El individuo murió a consecuencia de los disparos. Según los medios belgas, el individuo lanzó proclamas en favor de Alá (el ya tradicional 'Allahu Akbar') en el momento en el que fue interceptado. A la espera de confirmarse el estado del presunto terrorista -anoche se desconocía si estaba muerto-, nadie resultó herido y la situación se decretó «bajo control» por la Policía desde el primer momento.

Bruselas vive días sofocantes sufriendo temperaturas superiores a 30 grados con las que la ciudad nunca ha sabido convivir. Pero el sofoco, a primera hora de la noche, no fue provocado por el calor y un sol todavía enérgico. El sofoco se llamó miedo. Sí, otra vez. De hecho, quizá es que nunca haya desaparecido del todo desde aquel 22 de marzo de 2016 que dejó 32 muertos y más de 300 heridos. Y claro, fue escuchar de nuevo las sirenas y temerse lo peor. Es una suerte de sexto sentido. Hay sirenas y sirenas, y en Bruselas hace tiempo que todas suenan a miedo.

A falta de que en las próximas horas se esclarezcan los hechos, las primeras informaciones oficiales de las autoridades apuntan a que se trata de un intento de atentado que resultó finalmente fallido gracias a la actuación de los militares, que siguen patrullando la ciudad y los principales puntos sensibles de la capital comunitaria desde el 22-M. Sirenas, gritos, sonidos de disparos y una pequeña explosión fueron las notas de la banda sonora que se escuchó en la megafonía de la principal estación ferroviaria de la capital belga, un tradicional ir y venir de gente al acoger, también, una de las paradas de metro más simbólicas: la de la Grand Place. De hecho, el corazón turístico de Bruselas también fue evacuado por agentes de la Policía, que se desplegaron en unos minutos por todo el entorno de la Gare Central. Tanto el suburbano como todos los servicios ferroviarios fueron suspendidos de inmediato y las instalaciones evacuadas en un visto y no visto entre los lógicos nervios de la gente.

¿El cinturón era falso?

Respecto al presunto terrorista, testigos presenciales citados por los medios del país manifestaron que «tendría en torno a 35 años y que gritó que «siempre existirán yihadistas y Allahu Akbar», antes de detonar su carga. Según declaró a la 'Libre Belgique' Jean-Michel Michel, jefe de estación de la empresa pública de ferrocarriles (SNBC), el individuo descendió hasta las vías 3 y 4, donde se produjo su neutralización final.

La información al cierre de esta edición seguía siendo muy confusa en lo relativo a la investigación. De hecho, los artificieros estaban analizando el cinturón de explosivos para determinar si era falso. Además, los agentes revisaban la Gare Central en busca de más explosivos.

publicidad
publicidad