12 de Noviembre, 23:35 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Opinión

Rafael RubioTwiter

El riesgo turco complica la rentrée

llave

Lo mejor que le ha podido pasar a ahorradores/inversores es haber vivido un verano muy intenso que les haya permitido ser ajenos a aquellos acontecimientos que han afectado de manera directa a los mercados. Lo que ocurre es que la realidad no se puede ignorar mucho tiempo y a la vuelta de las vacaciones es necesario asumir tales acontecimientos y obrar en consecuencia.

Sin duda, lo más inquietante de todo lo acontecido ha sido la crisis turca, agravada por el enfrentamiento de Trump con Erdogan. Dispuesto a subvertir el orden establecido y creado a lo largo de medio siglo de política diplomática, Donald Trump ha asestado un duro golpe a su aliado turco aplicando duras medidas proteccionistas de suerte que, de carambola, puede también hacer un gravísimo daño a buena parte de los países europeos a los que ha dejado de considerar amigos y algunos países emergentes. Está por ver que esta política sea coherente  con lo del "First América", pero no cabe ninguna duda de que puede asestar un duro golpe a las economia de este lado del Atlántico. La torpeza del presidente turco y sus medidas económicas adoptadas contribuyen también a crear una tormenta perfecta en una economía globalizada y con una estabilidad económica cogida con alfileres en algunos países. Tal panorama no augura nada positivo para ahorradores e inversores que ven cómo los mercados de renta variable temen un retraimiento de la actividad económica y los mercados de renta fija sufren la amenaza de una grave crisis en la deuda turca que tendría un efecto dominó en algunos países europeos. Y en medio de todo ello, las monedas de una serie de países emergentes pierden valor y nos recuerdan episodios de la más reciente historia económica nada confortables.

Toca, por tanto, bajar las posiciones de riesgo por mucho que no sea fácil encontrar alternativas. No olvidemos que nos encontramos en un escenario donde puede considerarse un buen objetivo no perder dinero y mantener el patrimonio financiero. Dejemos la obtención  de rentabilidad para otros momentos.

Rafael Rubio

Presidente del Consejo Editorial de Inversión y Finanzas.com

publicidad
publicidad