18 de Julio, 16:42 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Opinión

Rafael RubioTwiter

Renta variable sí o sí

llave

Andan los mercados, como el tiempo en las últimas semanas, en busca de una tendencia en la que asentarse y dando rienda suelta a su volatilidad con la consiguiente confusión del ahorrador/inversor. El caso es que pocas veces ha habido un consenso entre los analistas tan unánime sobre las perspectivas de crecimiento de la economía mundial. Ya no se trata de apoyarse en las previsiones de algunos países emergentes, porque el crecimiento es generalizado y afecta incluso a Europa, cuyo riesgo de "japonización" había empezado a preocupar a los analistas. Y, sin embargo, las Bolsas han perdido esa alegría con la que iniciaron el ejercicio.

Y es que las incertidumbres geopolíticas están pesando mucho. Tal vez, porque como me decía un amigo y fino analista económico "Trump nos lía a todos". Lo malo es que en este escenario al ahorrador/inversor no le queda otra alternativa que optar por la renta variable ante unos depósitos bancarios que tardarán al menos un lustro en ofrecer rentabilidades semejantes a las de la inflación y una renta fija  que es mejor olvidar. Es verdad que existe la alternativa del ladrillo, a la que nos dedicaremos con mayor profundidad en el futuro y que está recuperando precios a marchas forzadas, pero siempre estará limitada para aquellos que den una importancia secundaria a la liquidez.

Asumir que la renta variable es la única opción para el inversor en este momento es decir también que hay que arriesgar mucho para lograr una mínima rentabilidad, al menos ese 1,5 por ciento previsto de inflación para este año.

Rafael Rubio

Presidente del Consejo Editorial de Inversión y Finanzas.com

publicidad
publicidad