22 de Julio, 03:30 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Opinión

Rafael RubioTwiter

El inexplicable silencio sobre la pensión futura

llave

La noticia de que la paga extra de los pensionistas ha acabado prácticamente con la hucha de la Seguridad Social, ese remanente dinerario que diferentes gobiernos han ido acumulando desde hace más de una década, ha incrementado la inquietud entre los que están más o menos cercanos a la jubilación. La semana pasada se publicó una encuesta, llevada a cabo por Mapfre, según la cual el 41 por ciento de los españoles no tenía confianza en llegar a cobrar la pensión pública y el 82 por ciento estaba convencido de que tal pensión no le permitiría mantener su actual nivel de vida.

Pero el dato más significativo de la encuesta es el que refleja la falta de información e ignorancia en la que se encuentran los españoles: el 84 por ciento señala que le gustaría saber cuál es su expectativa de pensión futura. Comprensible aspiración en la actual situación, teniendo en cuenta, además, que dicha información es un mandamiento legal y fue un compromiso adquirido por el Gobierno en la anterior legislatura, que debería haberse cumplido a finales del 2014. Pero, tres años después, nadie ha explicado las razones de tal incumplimiento.

El consejero delegado de Mapfre Vida, Juan Fernández Palacios,  lleva años lamentándose de que no se remita la carta prometida a los mayores de 50 años y considera que no se hace "por temor a defraudar expectativas y porque los ciudadanos pueden culpar al mensajero". Sin embargo, está convencido de la necesidad y obligación de hacer llegar dicha información e insta a los responsables políticos a no hacer "cálculos cortoplacistas", sino cumplir con su deber de mantener informados a los ciudadanos en un asunto tan delicado e importante para sus vidas como el de su pensión futura.

Ocupados, tal vez, en otros asuntos o compartiendo la estrategia, este es un asunto que los partidos de la oposición han decidido ignorar. Es verdad que no se debe jugar políticamente con las pensiones públicas, pero tampoco con el derecho de los ciudadanos a estar informados sobre las expectativas futuras para tomar las decisiones más convenientes en el presente.

Rafael Rubio

Presidente del Consejo Editorial de Inversión y Finanzas.com

publicidad
publicidad