Vocento 15 años 16 de Diciembre, 17:55 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Opinión

Rafael RubioTwiter

Doble riesgo para el ahorro en España

llave

Una vez más, la Reserva Federal norteamericana toma la iniciativa. Ha considerado que ha llegado el momento de vender buena parte de los activos que adquirió para dar liquidez y estabilidad a los mercados. Es un paso previo a la subida de tipos que deberá producirse antes de fin de año. El Banco Central Europeo se verá, sin duda, obligado a seguir esta senda más pronto que tarde.

Esta decisión, adoptada al otro lado del Atlántico, afecta a las expectativas de nuestros ahorradores e inversores. No es buena para los mercados de renta variable, precisamente en un momento en el que los principales índices de la Bolsa baten récords de cotización y tampoco lo será para las Bolsas europeas. Pero al ahorrador/inversor le queda poco margen de maniobra: su rentabilidad final depende del riesgo que asuma y de su buen ojo a la hora de colocar una parte de su dinero en renta variable. La renta fija no es alternativa y los depósitos bancarios tradicionales sólo aseguran perder capacidad de compra, dada su exigua retribución. Estamos, más que nunca, a merced de la política de los bancos centrales, que en su momento actuaron para evitar una posible tragedia en los mercados, que habría tenido un alto coste para el ahorro.

En el caso de España dependemos, además, de cómo se vaya resolviendo el conflicto catalán, que en la última semana ha comenzado a cotizar de forma clara en los mercados. Ha sido llamativa la recomendación de alguna entidad, como Bankinter, sugiriendo  reducir las posiciones en la Bolsa española y secundando lo que otras instituciones internacionales habían ya adelantado. En los últimos tres meses, el Ibex-35 registra una caída cercana al 5 por ciento, mientras que el Euro Stoxx apenas pierde un 0,5 por ciento, pese al lastre que supone el peso de los propios valores españoles. Esperemos que, cuando el Banco Central Europeo decida quitar las muletas a la economía, no nos sorprenda todavía cojeando como consecuencia de esa enfermedad de la que Manuel Azaña dijo, hablando del problema catalán, que "no tenía solución" y que cada cierto tiempo se reaviva.

Rafael Rubio

Presidente del Consejo Editorial de Inversión y Finanzas.com

publicidad
publicidad
publicidad