29 de Enero, 01:01 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Opinión

Rafael RubioTwiter

Los días se hacen largos para el inversor bursátil

llave

Cuando no es por China, lo es por el petróleo y, si hace falta, por un mal cierre de Wall Street. Lo que está claro es que la Bolsa se encuentra en una tendencia bajista y cualquier argumento es suficiente para que la cotización explore mínimos de hace más de un par de años. En este ambiente han aparecido algunas previsiones que, lejos de contribuir a tranquilizar la situación, no han hecho más que complicarla a la vista de cualquier ahorrador/inversor. Según los analistas del Royal Bank of Scotland (RBS), hay que venderlo todo porque el 2016 va a ser un año "de cataclismos en los mercados", que acumulará pérdidas de hasta el 20 por ciento. Société Générale y JP Morgan no son mucho más optimistas por lo que recomiendan vender al mínimo rebote. Por si hubiera alguna duda, RBS recomienda a los inversores que se olviden de intentar buscar rentabilidad este año y coloquen su dinero en bonos de deuda soberana de alta calidad cuya rentabilidad no llegará al 0,25 por ciento.

Una rápida consulta a un grupo de gestores de cartera nos lleva a las siguientes conclusiones: ninguno recomienda comprar acciones en este momento, pese a los buenos precios que pudieran existir tras las caídas; casi ninguno sugiere abandonar las posiciones, aunque prevén dicha posibilidad si las cosas se ponen todavía más feas. La mayoría recomienda tranquilidad en su confianza de que el mercado pueda enderezarse. Eso sí, reconocen que los problemas de China y el petróleo son graves y de difícil superación a la vista de su comportamiento durante los primeros días del año. La sugerencia de mantener posiciones viene también dada por la falta de alternativas a la inversión bursátil, ya que incluso los fondos de renta fija a corto plazo han perdido unas décimas de rentabilidad en estos primeros días del año. Y quienes mantengan sus posiciones en Bolsa han de acostumbrarse a convivir con una fuerte volatilidad en la que nada significan los comienzos de una jornada en positivo o en negativo. Los días se han hecho muy largos para los inversores en Bolsa.

Rafael Rubio

Presidente del Consejo Editorial de Inversión y Finanzas.com

publicidad
publicidad