29 de Enero, 01:08 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Opinión

Jorge del CantoTwiter

Verano a la baja para los metales

llave
  • "Tanto el oro como la plata han visto cómo en los meses estivales perforaban sus soportes."

El verano ha confirmado la impresión bajista que reflejaba el análisis hace dos meses. Tanto el oro, como la plata y otros metales, ayudados por la fortaleza del dólar que apenas reduce su escalada frente a las divisas mundiales, han perforado a la baja soportes o han ampliado la secuencia de máximos y mínimos en sentido descendente.

El oro en particular, que aún tenía pendiente traspasar el soporte en los 1.145 dólares, siguió el camino más probable al perderlo en la mitad del mes de julio. Según el guión del reparto de probabilidades, el precio comparativo de la onza de oro con el dólar americano se devaluó rápidamente hasta el soporte en las proximidades de los 1.070 dólares que, finalmente, quedó establecido en 1.077 dólares; una referencia a vigilar en los próximos meses.

Rebote

El rebote posterior sí logró la recuperación por encima de los 1.145, pero no la de colocar la cotización por encima de los 1.180 que hubieran generado un cambio de expectativas en el corto plazo. Y digo corto plazo porque, para un planteamiento de cambio de tendencia en el medio o largo plazo, el oro debería cruzar la barrera de los 1.230 dólares por onza, una posibilidad muy alejada en las circunstancias actuales.

Con la vista puesta en los 1.120 dólares por onza, que están actuando como soporte de corto plazo en las últimas semanas, su pérdida bien podría servir para dar validez al soporte en los 1.075/1.070 dólares, por lo que se puede especular con esa posibilidad, pero sin creer que el desarrollo de la tendencia bajista, que tiene los 900 dólares como principal objetivo, se pueda completar en unas pocas semanas.

El camino de la tendencia de medio y largo plazo, es muy raro que pueda verse finalizado en el otoño o invierno próximos.

La plata amplió sus rebajas

La plata ya en junio había perdido su soporte de los 15,65 dólares. En julio y con una precisión casi milimétrica, la cotización se dirigió decididamente hasta la proyección de soporte en 14,60 dólares en los que permitió aprovechar la operación planteada en el número del 3 de julio de esta revista, cuando estimamos muy probable un rebote desde la zona de los 14,60 hasta los 15,65 dólares; un 7 por ciento en muy pocos días. Los 15,65 dólares ejercen su papel como resistencia y no caben planteamientos alcistas, más allá de operaciones en intradía, bien hasta que se supere esa barrera o bien hasta que el precio encuentre un soporte en la zona de los 12,30. 

Cada vez más cerca del objetivo en la zona de los 9 dólares por onza que se proyectó hace un año, aún deberán transcurrir unos meses antes de poder verlo reflejado en las pantallas. Paciencia.

Jorge del Canto

Coordinador del área de Mercados Financieros en la Escuela Europea de Empresa (EUDE)

publicidad
publicidad