Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Opinión

Enrique QuemadaTwiter

La tecnología «da el empujón» a la compraventa de empresas

llave

Es evidente que las revoluciones tecnológicas que estamos viviendo están rompiendo muchos sectores. Llegan para cambiar las reglas de juego y descolocan a aquellas empresas que estaban cómodamente instaladas.

No podemos quedarnos solo con una, ya que son muchas las revoluciones y afectan a casi todos los sectores: el Internet de las cosas, la inteligencia artificial, el Blockchain, las criptomonedas, la ciberseguridad, el bigdata, la realidad aumentada, la nube, la impresión 3D, los drones, la robótica o el machine learning. Individualmente o combinadas están permitiendo que florezcan nuevos modelos de negocio disruptivos y más eficientes. Como consecuencia, se está generando una ola de compra de empresas con la intención de no quedarse fuera del terreno competitivo.

La compraventa de empresas especializadas en tecnologías avanzadas sigue pisando fuerte en los Estados Unidos (concentrando el 50 por ciento de las operaciones en alta tecnología), pero últimamente las empresas europeas se han subido a la tendencia para no quedarse obsoletas, de hecho, Europa en 2018 ha liderado el 21 por ciento del total de operaciones realizadas sobre empresas que trabajan estas tecnologías.

Los compradores, que no provienen del mundo de la tecnología, están integrando estas empresas dentro de sus propias operaciones y estructuras. La idea central es «adoptar» esta nueva compañía en su propio negocio principal para adelantarse en las curvas de aprendizaje y ganar ventajas competitivas en sus campos de actuación.

Dentro de las transacciones en el mundo de la tecnología, las empresas desarrolladoras y vendedoras de software han representado el 60 por ciento de las operaciones, mientras que las empresas tecnológicas de servicios comerciales pesan un 14,7 por ciento, las de servicios de tecnología un 9,7 por ciento y las de comunicaciones tan sólo un 3,4 por ciento.

Los capitales riesgo están viendo la tendencia y prefieren invertir en software frente a hardware. Sirvan como ejemplos la compra de Apollo de la empresa de servicios de cloud Rackspace, o la adquisición de EQT de la empresa de software para la salud Press Gaaney Holdings. Estos inversores financieros se han concentrado principalmente en los segmentos de tecnología móvil, desarrollo de apps, economía colaborativa, bigdata y servicios de cloud.

Los empresarios deben estar ahora más alerta que nunca si quieren responder con celeridad a estos cambios. Hemos visto cómo han desaparecido muchas empresas por complacencia o por no vender, aunque muchos ya percibían que su sector ya no iba a ser igual y que ellos acabarían siendo irrelevantes. ¿Está ocurriendo ya en tu sector?

Enrique Quemada

Presidente del Grupo ONEtoONECorporateFinance.

publicidad
publicidad