Vocento 15 años 20 de Octubre, 01:50 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Opinión

Enrique QuemadaTwiter

¿Por qué vender su empresa?

llave
  • La venta de una empresa, sin duda, no es un fracaso. Es el momento en el que el empresario pone en valor todo su esfuerzo

La venta de una empresa es un fracaso? La respuesta, sin dudarlo, es no. La venta es el momento en el que el empresario pone en valor todo su esfuerzo. Eliminar el falso mito del fracaso es clave para identificar el momento idóneo para la venta de su compañía. Cada empresa es diferente, al igual que cada propietario. Cada uno de ellos tiene una vinculación especial con su empresa y por consiguiente, un motivo único para su venta. 

A continuación expongo por orden las principales razones que están inclinando a los propietarios a abordar la venta de sus compañías.

1. La jubilación: vivimos en un mundo empresarial muy competitivo, por ello, sin una intensa dedicación por parte del propietario, la empresa puede deteriorarse rápidamente. Si el empresario no reacciona a tiempo y busca un comprador, se puede generar una situación que acabe con la vida de una buena organización.
2. Los procesos de concentración en el sector: las empresas necesitan adquirir masa crítica para competir contra otros jugadores globales. Hoy el 45 por ciento de las empresas se venden a grupos extranjeros.

3. Necesidad de nueva inyección de recursos: la necesidad de ampliación de capital para seguir siendo competitivos es muy común. Ante esta situación, algunos propietarios no están dispuestos a reinvertir el patrimonio que ya han extraído vía dividendos y, ante esta necesidad, prefieren desprenderse de la empresa.

4. Discrepancias entre los miembros de la familia por la gestión: cuando los hermanos fundadores ya no están, sus hijos (ahora primos) se enfrentan en la gestión y deterioran sus resultados. O venden o acaban quebrándola.

5. Rentabilidad decreciente: la empresa se ha quedado en un tamaño medio, en el que no se puede beneficiarse de las ventajas de la gran empresa, ni de la flexibilidad de las pequeñas empresas de nicho. Los dueños ven cómo los márgenes se estrechan y cada vez es más difícil generar beneficios. La venta es inevitable.

6. Tiene otros negocios más rentables: en algunas ocasiones para que las empresas con más potencial del grupo puedan crecer es necesario desprenderse de filiales no claves para la estrategia.

7. Falta de interés de los hijos por continuar en la gestión o falta de preparación: muchos empresarios me dicen que no ven a sus hijos preparados para asumir la responsabilidad, o no quieren trasladarles la dura carga de dirigir su empresa.

Adelantarse al momento en el que la venta es un tema obligatorio, es crucial, ya que el 70 por ciento del resultado o éxito de la operación depende de una buena preparación de la compañía, así como de hacer una extraordinaria búsqueda, primando la complementariedad y las sinergias. Recuerde la frase que decía Séneca: la suerte sólo aparece cuando la preparación se encuentra con la oportunidad.

Enrique Quemada

Presidente del Grupo ONEtoONECorporateFinance.

publicidad
publicidad
publicidad