Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Opinión

EL CONFIDENTE DE WALL STREET - Eduardo BolinchesTwiter

Precipicio fiscal y realidad

llave

"La juventud envejece, la inmadurez se supera, la ignorancia puede educarse y la borrachera despejarse. Pero la estupidez dura para siempre". Aristófanes. Comediógrafo griego.

A estas alturas debería ser obvio que se está aplicando el medicamento equivocado en la economía de EE.UU. El tener mal diagnosticada la enfermedad, está llevando a las autoridades a probar un medicamento experimental con efectos potenciales muy negativos. El paciente es el consumidor (el sustento de la economía de EE.UU. por el momento). Los últimos datos conocidos respecto al gasto de los consumidores en EE.UU. han sido terribles. Concretamente, el crecimiento de la inflación ajustado al gasto del consumo personal se ha revisado a la baja hasta colocarse en el 1,5% para el segundo trimestre de 2012 y se espera que todavía sea menor en el tercer trimestre.

Para empeorar las cosas, estas cifras continúan una tendencia que lleva observándose desde hace ya 4 años y medio. Desde el primer trimestre del 2008 hasta el segundo semestre de 2012, el crecimiento anual del gasto en consumo ha crecido de media un paupérrimo 0,7%, frente al crecimiento del 3,6% que tenía en la última década hasta el 2007.

Todo lo que se dice sobre el precipicio fiscal son sólo palabras. A última hora se dará a conocer una "solución" que no resolverá nada pero que les permitirá pasar de registrar un déficit de 2,5 billones de dólares a 4 billones en 10 años. De esta forma, el problema se alargará en el tiempo y hasta entonces seguirán gastando. En el corto plazo, el verdadero objetivo del Presidente es eliminar el techo de deuda por completo. Él mismo lo dijo en el discurso de esta semana, cuando criticó tener que estar reuniéndose todos los años para pelear la cantidad de deuda nueva que se va a emitir. Creo que pronto quitarán el techo de deuda y comenzará el principio del fin.

Mientras tanto, la FED está tratando de parecer que todavía fija los tipos de interés, pero el mercado les está desmintiendo imponiéndoles unos tipos crecientes. Es por esto, que los tipos de interés están volviendo a su función básica y único objetivo del mercado: Indicar el riesgo de la inversión en cada tipo de activo!!!

En el siguiente gráfico podrán ver cómo el tipo de interés de los bonos del Tesoro a 10 años se encuentra por encima de la resistencia de los 17,95 puntos y ya han cerrado tres veces consecutivas por encima de este nivel:

Por tanto, cualquier acuerdo al que logren llegar no servirá más que para retrasar el problema 2 ó 3 años. Para entonces EE.UU. habrá acumulado 5 billones de dólares más en deuda, tal vez incluso más:

Creo que el mercado también sabe esto, así como que muy pronto veremos cómo eliminan el techo de endeudamiento con tal de poder emitir deuda e forma ilimitada sin necesidad de plazos. Es decir, todo lo contrario de lo que sería necesario. De hecho, la idea del gasto ilimitado ha sido bendecida por el mercado en el corto plazo.

EL CONFIDENTE DE WALL STREET - Eduardo Bolinches El director de bolsacash.com analiza la actualidad de los mercados con especial atención a su gran pasión: Wall Street

La información suministrada en estas páginas tiene únicamente finalidad informativa y expresa la opinión de Eduardo Bolinches pero no constituye ni una recomendación de inversión, ni una oferta, ni una solicitud para comprar o vender producto financiero analizado o comentado ni promesa de resultados futuros. El inversor que haga uso de esta información debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones al que hacen referencia pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera, fiscal o su perfil de riesgo ya que no han sido tomados en consideración para la elaboración de dicha información. El valor de dichas inversiones puede subir o bajar, circunstancia que el inversor debe asumir incluso a riesgo de no recuperar el importe invertido, en parte o en su totalidad. Igualmente, el anuncio de rentabilidades pasadas, no constituye promesa o garantía de rentabilidades futuras. Ni Eduardo Bolinches ni Finanzas.com se responsabilizan por lo tanto de los posibles daños y perjuicios que pudieran derivarse del uso que de esta información pueda realizar el inversor en la toma de sus decisiones que se fundamenten en esta información, debiendo el inversor asumir el riesgo de posibles pérdidas.

publicidad
publicidad
publicidad