16 de Diciembre, 02:52 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Opinión

Urge solucionar el colapso que sufren los juzgados especiales

llave
  • "El atasco es total. y la frustración es enorme, sobre todo entre los afectados y los jueces, que ven cómo los procesos se dilatan en el tiempo"

El infinito desprestigio que sufre la justicia española tiene otro capítulo que amenaza con convertirse en crónico en los juzgados especializados, que se crearon en junio de 2017 para resolver los litigios relacionados con las cláusulas suelo y otros asuntos, como las hipotecas multidivisas.

Las dudas sobre su efectividad que flotaban en el ambiente el día de la puesta en marcha de los juzgados especializados han resultado ciertas. El instrumento que se creó para agilizar el aluvión de demandas que se esperaban desde que una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea obligara a las entidades financieras a devolver las cantidades cobradas por cláusulas suelo ha tenido el resultado contrario. El colapso es total. Y la frustración es enorme. Sobre todo entre los afectados, porque ven que el proceso judicial se eterniza, y también entre los jueces, que ven imposible resolver cientos de miles de demandas en un periodo de tiempo razonable. «Al final dictas sentencias de manera automática y eso no forma parte de la esencia de esta profesión, eso no es actuar como un juez, es otra cosa», comenta un magistrado que está viviendo en primera persona el atasco que reina en los juzgados especializados. 

Con más de 300.000 demandas presentadas en este año y medio y el número sigue subiendo (en el último trimestre se presentaron más de 40.000) los expertos ven que es prácticamente imposible resolver con una sentencia cada demanda. Es necesario buscar otras fórmulas. Y aunque desde la creación de estos juzgados se han dictado más de 50.000 sentencias,  el 97 por ciento a favor de los clientes, como la mayoría son recurridas, el proceso se dilata en el tiempo. Los juzgados se están reforzando con más medios y personal, pero no es suficiente. Los costes para resolver este problema se están disparando de una manera alarmante.

El Gobierno, a raíz de toda la polémica generada con el pago del impuesto de las hipotecas, ha anunciado por fin la creación de la Autoridad de Protección del Cliente Financiero, con una novedad muy importante y es que sus dictámenes serán de obligado cumplimiento para las entidades financieras. Esto, lógicamente, evitaría que las reclamaciones de los clientes bancarios acaben, como hasta ahora, en un largo y costoso proceso judicial. No obstante, veremos si finalmente esto es así, porque da la sensación que todo está cogido con alfileres, y qué papel van a jugar la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el Banco de España.

En cualquier caso, para las cláusulas suelo esta medida llega tarde. Y no se puede permitir por más tiempo la crítica situación que se vive en los juzgados especializados. Hay que acabar con esta pesadilla de una vez.

Alejandro Ramírez

Director de Inversión y Finanzas.com

publicidad
publicidad