11 de Diciembre, 04:30 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Opinión

Las tribulaciones del presidente del Gobierno con el cambio en Economía

llave
  • "Para Rajoy, el nuevo titular de Economía tiene que conocer «el tema, que no tenga que estudiarse los asuntos que se va a encontrar encima de la mesa»"

La satisfacción por el nombramiento de Luis de Guindos como vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE) no oculta la molestia que le provoca al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, abordar un cambio en su Consejo de Ministros. Es algo que no le hace mucha gracia y que resuelve siempre con secretismo y después de haberle dado muchas vueltas. La sustitución de Luis de Guindos no iba a ser una excepción, sobre todo porque afecta a una de las áreas clave del Gobierno y porque es consciente de que su titular hasta ahora ha dejado un listón muy alto para su sucesor. 

La única pista que ha dado el presidente del Gobierno en una reciente comparecencia es que el nuevo ministro tiene que conocer «el tema, que no tenga que estudiarse los asuntos que se va a encontrar encima de la mesa», y eso se ha interpretado con que es la secretaria de Estado de Economía, Irene Garrido, diputada por Pontevedra y persona muy cercana a Rajoy, la que más posibilidades tiene de ocupar el cargo.

Pero son numerosas las especulaciones. También se habla de Emma Navarro, directora general del Tesoro, expresidenta del ICO, y economista del Estado. Aunque en quienes ha confiado de verdad Rajoy en los últimos años ha sido en los hermanos Nadal, especialmente en Álvaro, desde su etapa como director de la Oficina Económica de la Presidencia del Gobierno. Álvaro Nadal sería su candidato ideal. Pero está tan satisfecho de la labor que está ejerciendo como ministro de Energía que le costaría apartarlo de ese puesto. Rajoy quería alguien que metiera en cintura a las compañías eléctricas y cree que Álvaro Nadal es la persona más adecuada para imponer las medidas que desea al sector. Del mismo modo, su presencia en el Gobierno resta posibilidades a su hermano Alberto de dar el salto desde la Secretaría de Estado de Presupuestos y Gastos a una cartera ministerial.

Otra opción que se ha barajado es la de unir, como hace años, los ministerios de Economía y Hacienda bajo un mismo titular, que en este caso sería Cristóbal Montoro. Pero no sería una decisión muy aplaudida.

En cualquier caso, con Rajoy por medio, acertar en este tipo de relevos no es fácil. Hasta el último momento, no hay que descartar alguna sorpresa.

Alejandro Ramírez

Director de Inversión y Finanzas.com

publicidad
publicidad