24 de Septiembre, 20:17 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Opinión

Los ahorradores e inversores echarán de menos a Luis de Guindos

llave
  • "El nuevo vicepresidente del BCE siempre se ha preocupado por ajustar las comisiones de los fondos de inversión y los planes de pensiones"

Se va un buen aliado de los ahorradores e inversores españoles. Luis de Guindos, desde su puesto como ministro de Economía desde el año 2011 y desde otros cargos públicos que ocupó con anterioridad, ha mostrado siempre una gran sensibilidad hacia el pequeño ahorrador. Muy pegado siempre al mercado, especialmente en su etapa como consejero delegado de AB Asesores, la gestora de fondos del grupo AB Asesores, desde que desembarcó en la política siempre intentó tomar medidas en defensa de los ahorradores. Así, en el año 2000 cuando era secretario general de Política Económica y Defensa de la Competencia peleó para fijar unas comisiones de gestión máximas para los fondos de inversión. En 2013, cuando llevaba dos años como ministro de Economía, redujo las comisiones de los planes de pensiones. Y no quedó ahí la cosa, porque en noviembre del pasado año, Guindos volvió a la carga para obligar de nuevo al sector a rebajar las comisiones máximas que aplican a los planes de pensiones. Si no querían hacerlo por las buenas, el ministro de Economía se ha encargado de que lo hicieran por las malas.

En una conversación con esta revista, el nuevo vicepresidente del BCE reconoció que una de sus obsesiones en los diferentes cargos públicos que ha tenido era conseguir que las comisiones de gestión de los fondos de inversión y de pensiones fueran ajustadas y lograr que los partícipes de estos productos contaran con un alto nivel de protección. También, durante su gestión, situó la promoción y el fomento de la cultura financiera como uno de sus objetivos prioritarios, con vistas a que no se repitieran los escándalos financieros con los que se encontró cuando entró en el Gobierno y a que los ciudadanos tuvieran toda la información posible para poder adoptar las mejores decisiones a la hora de invertir sus ahorros.

No es fácil encontrar un ministro de Economía que conozca las demandas del pequeño inversor. De hecho, algunos de sus antecesores torcían el gesto cuando se les planteaba alguna cuestión vinculada, por ejemplo, con la industria de la inversión colectiva. Era un terreno donde no se sentían cómodos.

Luis de Guindos, en cambio, era todo lo contrario. Por eso, su marcha a Frankfurt es una buena noticia para él, para el Gobierno y para España, pero muy mala para el pequeño ahorrador.

Alejandro Ramírez

Director de Inversión y Finanzas.com

publicidad
publicidad