Vocento 15 años 19 de Octubre, 18:12 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Opinión

Alejandro RamírezTwiter

¿Estamos ante la calma que precede a una tormenta en el mercado?

llave
  • "Algunas firmas internacionales ya aconsejan a sus clientes que empiecen a tomar precauciones con los activos españoles"

El mercado apenas si ha reaccionado ante la proximidad de la fecha prevista para el referéndum independentista de Cataluña. ¿Conseguirá mantenerse así de firme ante unos acontecimientos que nadie tiene claro cómo terminarán?

La bolsa española, por su evolución este ejercicio, no se ha creído en ningún momento que el desafío independentista de Cataluña llegue a buen puerto. Incluso ni se inmutó con la celebración de la Diada, el pasado lunes donde hubo una más que evidente demostración de fuerza de los independentistas con la movilización de cientos de miles de personas que defendieron el referéndum ilegal convocado para el  próximo 1 de octubre. Es más, ese día el Ibex-35 protagonizó su mejor sesión desde el pasado 24 de abril. Repuntó un 1,91 por ciento, lo que le impulsó por encima de los 10.300 puntos. Es cierto que el mercado ya tiene experiencias parecidas y ha superado otros tragos difíciles, como el 'Brexit' o el triunfo electoral de Donald Trump. Pero parece complicado que sea capaz de mantener mucho más tiempo esta distancia con lo que se está cocinando en Cataluña. De hecho, ya han empezado a sonar las primeras voces de alarma. 

Los analistas del banco de inversión estadounidense JP Morgan, por ejemplo, han recomendado a sus clientes que empiecen a reducir sus posiciones en bonos españoles, mientras que desde Bank of America Merrill Lynch sus expertos centran su atención principalmente en la bolsa española, a la que ven como una de las que saldrá más perjudicada por el conflicto, y también en dos de sus componentes, los bancos catalanes CaixaBank y Sabadell. 

Aunque es verdad que ninguna de estas entidades estadounidenses contemplan la posibilidad de que se celebre el referéndum ilegal y mucho menos que Cataluña llegue a independizarse de España, el motivo por el que están recomendando a sus clientes que empiecen a tomar precauciones con los activos españoles es porque tienen asumido que el conflicto se puede prolongar en el tiempo.

Las firmas internacionales ven a las fuerzas independentistas muy movilizadas y capaces de llegar hasta el final en su incumplimiento de las leyes españolas. Temen que el ruido que va a generar este conflicto no se resolverá el 1 de octubre aunque no haya referéndum. La bolsa tiene motivo para ponerse nerviosa en los próximos días porque de la gestión que haga el Gobierno de Mariano Rajoy de este conflicto dependerá la estabilidad política y económica del país a medio plazo.

Alejandro Ramírez

Director de Inversión y Finanzas.com

publicidad
publicidad
publicidad