Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Opinión

Hay que dar un paso más en la protección del inversor

llave
  • A fuego lento parece que se están cociendo nuevos problemas para los inversores. Clientes de un bróker global que opera en España denuncian que tienen dificultades para recuperar el dinero de sus cuentas. Y temen perderlo todo.

En su Plan de Actividades para 2015 la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha insistido en que a lo largo de este ejercicio aprovechará las nuevas capacidades y herramientas que aparecen en el Proyecto de Ley de Fomento de la Financiación Empresarial para lograr un efecto de prevención que evite nuevos perjuicios para los inversores. Entre esos instrumentos de supervisión se encuentra la contratación de expertos o el recurso a personal externo para comprobar cómo se están comercializando los productos financieros.

Todo lo que sirva para reforzar las competencias de supervisión de la CNMV y para agilizar las investigaciones que están en curso, bienvenido sea. Porque hasta ahora, cuando se daba la alarma sobre alguna entidad ya era demasiado tarde. Viene esto a cuento porque crece el número de clientes que en los últimos meses se quejan de que no pueden recuperar el dinero de la cuenta que abrieron con un bróker. 

El temor aumenta porque recientemente un regulador de otro país ha abierto una investigación sobre esa compañía y en otros países también está teniendo problemas, por lo que existen dudas sobre si la crisis es temporal y podrá remontarla en los próximos meses o, si, por el contrario, existe el riesgo de que sus oficinas vayan cayendo como un castillo de naipes.

El caso es que si no se advierte de lo que está pasando, el número de afectados puede seguir creciendo y el resto del sector está muy preocupado porque el impacto en su reputación sería muy negativo. Por regla general, la CNMV no suele informar sobre las investigaciones que están en curso. Pero si un regulador extranjero sí hace públicas sus investigaciones sobre intermediarios financieros, ¿no puede el regulador español publicar esa información en su página web? ¿No sería una forma de supervisión preventiva y, sobre todo, de transparencia?

Y que conste que no se trata de juzgar y condenar de antemano a la empresa que en los últimos tiempos se encuentra bajo sospecha. Únicamente sería poner a disposición de los inversores toda la información pública que los reguladores de diferentes países han emitido sobre ella. Y después, que cada uno actúe en consecuencia.

Alejandro Ramírez

Director de Inversión y Finanzas.com

publicidad
publicidad