20 de Octubre, 06:31 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Opinión

EE.UU. reacciona ante las restricciones de la OPEP

llave

Se espera que la producción de petróleo de los EEUU alcance niveles récord el próximo año, impulsada en parte por los obstáculos a la oferta de la OPEP que han reducido los precios con una nueva prórroga en los recortes de la producción. Para los analistas que pronostican los precios de cara al próximo ejercicio, hay dos preguntas clave: cuánto crecerá la producción estadounidense y si la economía mundial será lo suficientemente fuerte como para consumir esos barriles adicionales

Se espera que el Brent promedie 60 dólares por barril en 2018, mientras que su contraparte en los Estados Unidos se estima en alrededor de 55 dólares el barril, de acuerdo con la estimación media de 27 analistas encuestados. Eso está por debajo de los precios del petróleo, actualmente cotizan cerca de 63 dólares por barril el Brent y cerca de 57 dólares el West Texas Intermediate. 

Los recortes en la oferta de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados finalmente comenzaron a afectar los suministros mundiales en la segunda mitad de 2017. Si bien eso se ha traducido en unos precios más altos, también ha sido una gran ayuda para los productores de petróleo en América del Norte, que han podido asegurarse los precios de los suministros en el futuro, dando la tranquilidad financiera para invertir en la perforación.

La Administración de Información Energética dijo que la producción de crudo de Estados Unidos superará los 10 millones de barriles por día el año próximo, un nivel récord, mientras que la Agencia Internacional de Energía (IAEA) reforzó las previsiones de crecimiento en suministros fuera de la OPEP el próximo año en 200,000 barriles por día. El crecimiento de los suministros provenientes de fuera de la OPEP podría exceder el aumento en el consumo mundial de petróleo el próximo año, dijo la AIE.

Mientras que varios analistas esperan que el petróleo de esquisto de Estados Unidos cubra el aumento de la demanda mundial el próximo año, la más optimista de las previsiones del Brent y WTI en la encuesta, sólo ve un aumento de la producción de esquisto en alrededor de 700,000 a 800,000 barriles por día. 

Por otro lado, la tendencia hacia el crecimiento de las compañías de exploración y producción podría unir el gasto disciplinado con un ritmo controlado de producción y repatriación de capital, retrasando aún más la recuperación.

Además del crecimiento del petróleo de esquisto, la demanda será clave, y eso depende principalmente de la salud continua de la economía mundial. El ministro de Petróleo de Kuwait, Bakheet Al-Rashidi, espera una demanda de crudo "saludable" para el próximo año, y prevé un crecimiento del consumo de 1,5 millones de barriles por día el próximo año. 

A pesar de ese crecimiento, si el crecimiento de la demanda no sorprendiera a la baja, entonces, nos sentimos cómodos al decir que los mercados estarán bien equilibrados dado el continuo apoyo de la OPEP a los recortes en 2018. 

Joaquín Robles es analista de XTB

publicidad
publicidad