Vocento 15 años 17 de Diciembre, 15:03 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

análisis

Recuerden los idus de marzo (lectura de lo que pasó ayer en el BCE)

Los Idus de marzo (EID MAR) , los días 15 de marzo, eran fechas de buenos augurios en Roma.
Sí, ya sé que me van a recordar que no fueron tan buenos en el caso de Cesar. La excepción de la Regla.

Pero Cesar fue previamente advertido de los riesgos que conllevaba esta fecha. Ayer el Presidente Draghi probablemente no fue advertido de la lectura que iban a dar los mercados a las medidas anunciadas. Lástima.

¿Qué falló? Quizás, no venderlas bien. Quizás, simplemente que no valoró con exactitud el error cometido en diciembre pasado. Para muchos, el punto y aparte de la confianza casi ciega que antes tenían los inversores en los bancos centrales.

Desde hace mucho tiempo todos somos conscientes de la limitada eficacia de las políticas monetarias extremas para combatir problemas estructurales. Pero, hasta diciembre todos asumíamos que estas políticas no tenían límite en busca de preservar la estabilidad financiera. Desde septiembre descubrimos que: 1. La política monetaria extrema da liquidez pero también aumenta la fragilidad de los mercados; 2. La política monetaria expansiva quizás no es ilimitada. Lástima.

Ayer el BCE intentó recuperar credibilidad perdida. Pero esto no es nada fácil. De hecho, el daño en la confianza de los inversores de los dos primeros meses del año ha sido tan intenso que tardará mucho en recuperarse. Si se recupera. Esto va a requerir mucho esfuerzo desde los bancos centrales, una mejora económica y especialmente más cooperación internacional. Ahora, la semana próxima, les toca al BOJ y a la Fed.

¿Mi sesgo para los activos de riesgo? Positivo, naturalmente.

publicidad
publicidad
publicidad