27 de Noviembre, 19:01 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Opinión

¿Ven la luz?

llave

Ya les he descrito mi impresión sobre este 2013 que hemos iniciado: simplemente es el paso previo para un deseado (y soñado para algunos políticos) 2014 que será mejor. Y digo mi impresión por no pecar de pesimista. Simplemente me pliego al sentimiento mayoritario de autoridades, analistas y economistas. Además, lo repito como un mantra aunque algo en mi interior me dice que la complacencia no es buena cuando los problemas de base (deuda, deuda y más deuda) no se han solucionado. Pero, como he dicho antes, no seré yo el que lleve la contraria a tanto optimismo y buenos deseos. Ya saben: 365 días hasta alcanzar el Dorado. Incluso menos, cuando algunos afirman que la segunda mitad de 2013 será ya positiva. Glup!.

Copiar es malo. Pero reproducir las buenas ideas, no debería serlo. Aquí tienen una que he leído recientemente: el final del túnel llegará cuando los bancos centrales reduzcan su influencia en los mercados. Frente al mirar a todos los lados e intervención directa e indirecta para reducir la inestabilidad (por cierto, ¿quién ha dicho que la inestabilidad por inestabilidad es mala? Los excesos lo son, sin duda...pero la inestabilidad como reflejo del miedo no tiene porque serlo si no se convierte en pánico). Por el contrario, espero hasta dos recortes en los tipos de interés oficiales por el BCE, que la Fed mantenga la compra mensual de deuda (tesoro e hipotecaria) por 85.000 millones. hasta final de año, más medidas expansivas desde el BOJ y otras medidas factibles por estos y otros bancos centrales en los próximos meses. La pregunta a obligada: ¿calma tensa o mercados intervenidos? Aunque, quizás la cuestión más bien debería ser: ¿podrán los bancos centrales seguir limitando un ajuste más drástico de los desequilibrios?. Alguna vez les he comentado que esta es mi pesadilla. En definitiva, que los bancos centrales no puedan limitar la aversión al riesgo. Cuestión de credibilidad, aunque más bien puede ser la consecuencia de un shock que no se reconduzca con dinero. Sólo faltaría un detonante que en nuestro caso podrían ser imponderables (Oriente Medio, con Irán, Siria, Egipto; Oriente Próximo, con Corea del Norte y hasta la propia China; Europa, con la Crisis del Euro aplazada una vez más; Estados Unidos...no digo más) o ponderables. Naturalmente, en este último caso es simplemente un mayor deterioro económico mundial, un aumento de las tensiones proteccionistas en el comercio mundial, más tensiones financieras y más dolor para todos. No piensen en esto, pero témanlo. Es importante no bajar la guardia confundiendo los deseos con las previsiones.

Voy ahora a centrarme en este último punto: ¿podemos soñar con una recuperación económica mundial? Claro que sí. Pero en este caso la cuestión es doble. Y me refiero a qué y al quién pueden liderarla. ¿No les inquieta en este caso la dependencia que todos los gobiernos muestran hacia el comercio exterior? Precisamente cuando su crecimiento en términos reales se ha reducido a niveles del 4.0 % frente a más de dos dígitos antes de la Crisis. Naturalmente, la debilidad (temporal...espero) de las economías emergentes tiene parte de responsabilidad. También, naturalmente, la propia inestabilidad de los flujos financieros a nivel mundial. Recuerden que la balanza corriente presenta una identidad frente a la financiera. La casi parálisis en el aumento de las reservas de divisas de economías emergentes tan dinámicas como la economía China, también la volatilidad mostrada por las divisas de estos países. Realmente, la debilidad o estancamiento en los mercados de materias primas. Todos son indicadores de la incertidumbre a corto y medio plazo hacia el crecimiento mundial, también hacia los potenciales desequilibrios que surgen en los cambios estructurales de economías en desarrollo y especialmente son un reflejo de la propia incertidumbre de las economías desarrolladas. Aunque me llamen pesado, les voy a hacer otra pregunta: ¿el exceso de protagonismo de los bancos centrales de los países desarrollados no estará prolongando la Crisis al dilatar en el tiempo las medidas drásticas para reducir los desequilibrios? No crean, soy el primero en defender la utilización al máximo de las medidas monetarias expansivas. Pero también soy realista al aceptar sus consecuencias negativas en estos momentos y potencialmente negativas en el futuro. Hablaremos de estas últimas en los próximos años.

¡Vaya un discurso para comenzar el año! No me olvido que aún deben llegar los Reyes Magos. De hecho, mi hijo pequeño me lo recuerda varias veces al día. Pero les voy a decir un secreto: los Reyes Magos somos los......... 
Las principales referencias durante la semana son:

Estados Unidos
Hoy tendremos la publicación del ISM manufacturero y los pedidos de construcción. Mañana se publica el ADP de empleo privado, las peticiones semanales de subsidio de desempleo y las ventas de vehículos. El viernes tendremos los datos de empleo de diciembre, los pedidos de factoría y el ISM de servicios

Zona Euro
Hoy tendremos la inflación en Alemania y España de diciembre. El PMI manufacturero final para la zona EUR. Mañana conoceremos el desempleo en España y Alemania. Importantes los datos de M3 y crédito. El viernes conoceremos el ISM de servicios, inflación en Italia y para el área.

José Luis Martínez (Citi) Estratega de Citi en España

publicidad
publicidad
publicidad