Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Opinión

¿Comienzo de un nuevo día para los griegos?

llave

Tras el acuerdo alcanzado en la madrugada del martes por el Eurogrupo para evitar la "muerte por asfixia" de Grecia y así eludir que el FMI se retire del proceso de ayuda, el Primer Ministro heleno, Antonis Samarás ha declarado que "Todo ha ido bien. Los griegos lucharon unidos, y mañana comienza un nuevo día para todos los griegos". ¿Pero es esto cierto?

Lo acaecido en términos objetivos es que se ha aprobado el desembolso de los nuevos tramos de la ayuda que apoyan a la sostenibilidad del país a medio plazo, pero no con ello se está mejorando su solvencia, ya que el riesgo latente sigue ahí si el país no logra salir de la incapacidad de pago y de la espiral recesiva en la que se encuentra.

El Eurogrupo y el FMI aprobaron la concesión de un nuevo tramo del rescate por valor de 34.400 millones de euros en el mes de diciembre, más otros 9.300 millones de euros durante el 1T2013 (lo que supone un montante total de 43.700 millones de euros) con lo que el país podrá hacer frente a los próximos vencimientos de deuda y al pago de salarios y pensiones públicas. Además, se han propuesto una serie de actuaciones con el fin de garantizar la sostenibilidad de la deuda de Grecia en un intento por reducir el porcentaje de la deuda sobre el PIB, que para 2020 llegue a 124% del PIB (aumentando el objetivo previo marcado en 120%) y 110% para 2022. Entre ellas destaca la condonación de la deuda, que supone un "perdón" de 40.000 millones de euros a través de:

- Reducción de los tipos de interés, tanto los que cobran los países del euro a Grecia en 100 pb como los intereses específicos en concepto de garantías que se reducen en 10 pb. Los países que perciben un programa de rescate completo no están obligados a participar en ello, es el caso de Portugal e Irlanda.

- Aumentar los vencimientos de los préstamos bilaterales a Grecia en 15 años y aplazar el pago de los intereses del segundo rescate a 10 años.

- Pero el BCE no se queda fuera de este conjunto de medidas, ya que se ha comprometido a traspasar al Tesoro heleno la cantidad equivalente a los beneficios de la deuda helena que posee.

Además de la condonación de deuda, se deja la puerta abierta para que Grecia pueda recomprar su propia deuda a los inversores privados, lo que supondría una nueva quita a estos que podría alcanzar el 65%. Aunque si bien es cierto nada se dice sobre una quita a los acreedores estatales, acción que con anterioridad había sido reclamada por el FMI.

Desde Aspain 11 Asesores Financieros EAFI vemos cómo las autoridades vuelven a tomar "medidas desesperadas" y que a pesar de que estas pueden ayudar a Grecia en el medio plazo, no consideramos que favorezcan realmente al país, ya que todas estas "ayudas" y "perdones" conllevan duras medidas que no apoyan al crecimiento de la economía. No nos olvidemos de que la implantación de medidas de apoyo al crecimiento real es la única solución para que Grecia salga de esa espiral recesiva en la que se encuentra.

Una reflexión que hacemos es: si dentro de unos meses vemos como Grecia se ve abocada a una salida del euro ¿todos estos parches habrán servido para algo? ¿No será mejor asumir pérdidas y empezar a pensar en los ciudadanos, no solo los helenos sino los del conjunto de la Unión? Lo cierto es que los platos rotos no solo los están pagando los griegos, sino todos los países que en estos momentos se están viendo castigados por el riesgo sistémico, por lo que una solución aunque ardua y complicada, por todos los intereses soberanos que en ella se unirían, sería llevar a cabo un plan maestro, un "Plan Marshall II" salvando las diferencias, por supuesto. Nosotros no somos asesores políticos, sino asesores financieros pero es inevitable no entrar en opinión cuando economía y política se ven abocados a permanecer unidos.


Silvia Pazos Vázquez
Departamento de Análisis Macroeconómico de ASPAIN 11 ASESORES FINANCIEROS EAFI

Aspain 11 Asesores Financieros EAFI

publicidad
publicidad
publicidad