17 de Octubre, 12:39 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

según Casaktua

El alquiler de una vivienda sale un 6% más caro que tenerla en propiedad

finanzas.com

Casi la mitad de los españoles que busca una vivienda no encuentran nada que se adapte a sus necesidades o que puedan pagar

Alquilar una vivienda es un 6% más caro que tenerla en propiedad, un desfase que, según un estudio de Casaktua, irá previsiblemente en aumento, pues el 8% de los inquilinos prevé que próximamente su casero les incremente el precio del alquiler una media de 75 euros al mes, mientras qua al 13% ya les ha subido unos 53 euros de media.

El informe del portal inmobiliario, presentado este martes en rueda de prensa, revela que el coste medio del alquiler alcanza actualmente los 535 euros al mes, un 14% más que en 2018. Es prácticamente lo mismo que ha subido la cuota hipotecaria, que ha pasado de 442 euros mensuales en 2018 a 505 euros mensuales en la actualidad.

Pero entre la cuota hipotecaria que pagan las personas con una vivienda en propiedad y la mensualidad que abonan los inquilinos que viven de alquiler existe una diferencia de 30 euros (6%) a favor de la propiedad.

Madrid, con 647 euros mensuales de media, y Cataluña (633 euros) son las regiones donde más caro sale alquilar una vivienda y también donde es más elevada la cuota hipotecaria (560 euros y 559 euros al mes, respectivamente).

Por provincias, el coste hipotecario más alto se lo lleva Valencia, con 594 euros al mes, y Barcelona (578 euros al mes), mientras que los alquileres más caros se encuentran en Málaga (725 euros mensuales) y de nuevo Barcelona (648 euros).

SEIS DE CADA DIEZ PIENSAN QUE ALQUILAR ES "TIRAR EL DINERO"

El informe, para el que se han realizado 3.000 entrevistas a mayores de 25 años que tienen una vivienda en propiedad o alquiler o que están buscando piso, constata que el incremento del coste residencial ha comenzado a influir en las transacciones inmobiliarias, convirtiendo el aspecto económico en uno de los principales retos a la hora de buscar vivienda.

Así, los españoles que tienen previsto mudarse a corto o medio plazo no encuentran nada que se adapte a sus necesidades (46%) o que puedan asumir económicamente (44%).

El problema del precio ha aumentado ocho puntos en el último año, especialmente en el caso del alquiler, donde el 58% reconoce que este está siendo uno de los principales obstáculos, frente al 37% de los que optan por comprar.

El precio es el factor más determinante a la hora de adquirir una vivienda. El 72% reconoce que es lo que más influye en el proceso de decisión, seguido de la cuota hipotecaria estimada que deberá pagar (39%). De cara al futuro, el 88% del total de los encuestados cree que el coste del alquiler y de la compra seguirá incrementándose.

El estudio apunta que el 22% de los españoles tiene intención de cambiar de inmueble próximamente: el 15% busca una vivienda en propiedad y el 7% en alquiler. Estas cifras suponen un descenso de 15 puntos con respecto a 2018, cuando el deseo de trasladarse era del 37%.

Según el informe de este portal inmobiliario, el 58% de las personas que alquilan una vivienda preferiría comprar, pero no lo hacen porque su economía no se lo permite. Casi el 57% de los españoles opina que vivir en alquiler es "tirar el dinero" y que una vivienda en propiedad es la mejor herencia que se puede dejar a los hijos (63%).

El estudio sitúa el ahorro medio de los españoles para la compra en 58.630 euros, un 20% menos que el año pasado. El presupuesto medio de los futuros propietarios es de 168.422 euros, por debajo de los 171.815 euros de 2018. En el caso del alquiler, el presupuesto medio ha aumentado un 11% el último año, desde los 513 euros de 2018 a 568 euros.

Dos de cada tres españoles que compran una vivienda recurren a una hipoteca para financiar la transacción y eligen formalizarla a un interés fijo, frente al 36% que opta por el variable.

PERFILES DEL COMPRADOR Y DEL ARRENDATARIO

El futuro comprador de vivienda se corresponde, según Casaktua, con un hombre de 35 a 44 años, con pareja sentimental y dos hijos como máximo y unos ingresos netos familiares de más de 1.800 euros al mes. Por el contrario, el perfil de los que quieren alquilar se identifica con el de una mujer de 25 a 34 años, de familia tradicional o con pareja y sin hijos, y con un salario familiar de hasta 1.800 euros.

Para los encuestados, la mejor opción a la hora de invertir en vivienda es adquirir un inmueble para alquilarlo a largo plazo (31%), la compra de una vivienda para vender una vez reformada (17%) y el arrendamiento vacacional (14%).

El 25% de los españoles dispone de una segunda vivienda en propiedad (28% en 2018), la mayoría de ellos comprada antes de la crisis (72%). la demanda de segunda vivienda se ha reducido a la mitad en el último año y ahora sólo alcanza el 9%.

Al mismo tiempo, Casaktua constata un mayor desinterés por los inmuebles de obra nueva. Mientras que la vivienda de segunda mano se mantiene similar (24% en 2019 y 23% en 2018), la vivienda a estrenar deja de ser la opción del 21% y pasa a ser elegida por un 15%. El 61% responden que les es indiferente.

publicidad
publicidad