Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

tipos hipotecarios

¿Cuánto ha pagado de más por su hipoteca a tipo fijo?

Desde 2015 las hipotecas a tipo fijo han ido adquiriendo, cada vez más, un mayor peso en el mercado hipotecario de nueva creación. Tanto que 2018 ha cerrado con niveles récord, ya que de 10 créditos que se han firmado, el 67%  lo han hecho a tipo fijo, lo que ha elevado que el número total de hipotecas a tipo fijo sea del 12%, frente al 5% de 2015.

Y no deja de ser sorprendente, en un momento en el que el euríbor, el interés al que se referencian la mayoría de las hipotecas, sigue en negativo. En concreto, cerró febrero en el -0,108% y se prepara en marzo para hacer lo mismo, aunque es cierto que desde que tocó suelo, en hace un año cuando marcó -0,191%, ha tomado una senda alcista puesto que el indicador apuntaba que el final del QE podría ser el pistoletazo de salida para un proceso de normalización del precio del dinero. Todo parecía que iba a ser así, lo que supondría que el euríbor iría subiendo, aunque de forma paulatina, hasta situarse en niveles positivos, sin embargo, el impacto en las cuotas sería todavía muy reducido.

Estefanía González, portavoz de Kelisto, explica el auge de las hipotecas a tipo fijo. "Básicamente, por la seguridad que ofrece ante dos posibles riesgos. Por un lado, la inestabilidad laboral: incluso para quienes pueden permitirse la compra de una vivienda vía hipoteca, la incertidumbre que genera el mercado de trabajo hace que la seguridad de un préstamo a tipo fijo sea una ventaja y, por otro lado, la subida del euríbor: la constante amenaza de las subidas del euríbor e, incluso, la entrada en vigor del nuevo índice revisado, hace que muchos prefieran cubrirse las espaldas y optar por una hipoteca más cara, pero que no cambie con el paso del tiempo"

A esto hay que sumar que, además, el precio de las hipotecas a tipo fijo se ha abaratado mucho en los últimos años y que, aunque en los últimos meses hemos visto subidas en las ofertas, siguen siendo mucho más baratas que hace años y, sobre todo, no están tan alejadas de las ofertas a tipo variable. 

Subida que se retrasa

No obstante, se hablaba de una primera subida del precio del dinero después del verano de 2019, sin embargo, factores geopolíticos, como la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el retraso en el 'Brexit' y una desaceleración económica ha hecho que el BCE haya comunicado que la subida de tipos no se dará como muy pronto hasta principios de 2020. La reacción del euríbor a las palabras de Draghi fue contundente: permanece anclado en el -0,108% desde febrero. 

Esto hace que los hipotecados que apostaran por el tipo variable sigan ahorrando en intereses, ya que las nuevas hipotecas, con diferenciales en torno al 1% más euríbor establecían un suelo del cero por ciento más el diferencial en caso de que el indicador estuviera en negativo, esto hace que sean un punto más baratas que las mejores hipotecas a tipo fijo, mientras que los que apostaron por un incremento más rápido del euríbor en la actualidad están abonando más intereses.

Asimismo, el tiempo juega en favor de unos y en contra de otros. El hecho de que las hipotecas españolas se basen en el sistema francés hace que al principio de todo se paguen más intereses que capital, mientras que a medida que el tiempo pasa se reinvierte la situación. Es decir, cuánto más tarde el BCE en subir los tipos de interés, menos influirá en la cuota y, por lo tanto, más barata será una hipoteca a tipo variable que a tipo fijo.

De esta manera, según los cálculos realizados por González,  y teniendo en cuenta los diferenciales más baratos que había en en abril de 2015, las ofertas más competitivas del mercado eran las de Kutxabank, tanto a tipo fijo (2,5%) como a tipo variable (euríbor+1%). "Si tomamos como ejemplo una hipoteca para estas características. 

Hipoteca media en España (abril 2015, INE): 108.354 euros

Plazo medio de amortización (abril 2015, INE): 22 años

Valores del euríbor a 12 meses en abril 2015, 2016 y 2017: 0,18%, -0,01% y -0,0119%.

El resultados es que durante estos años, "con la hipoteca variable se hubieran pagado 3.321,12 euros en intereses y con la fija, 7.913,9 euros", explica González. . 

publicidad
publicidad