15 de Octubre, 04:12 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

se mantiene en el -0,108% desde hace un mes

Un Draghi pesimista ancla al euríbor, que descarta subidas de tipos este año

Los hipotecados volverán a respirar tranquilos este año. Aunque es cierto que los que revisen este año sus créditos hipotecarios verán como suben las cuotas, ya que el euríbor emprendió una senda alcista desde mediados de año, estos incrementos serán testimoniales, y para lo que queda de año se espera que el índice permanezca prácticamente estable y más en un entorno de empeoramiento económico que hará retrasar la subida de tipos por parte del Banco Central Europeo (BCE) hasta principios de 2020.

Y es que el pasado enero, el discurso de Draghi fue de un tono claramente 'dovish' al constatar por parte del BCE cierta debilidad de la economía como consecuencia de la incertidumbre fruto de la guerra comercial, del 'Brexit' y una menor demanda interna. El euríbor enseguida tradujo sobre su cotización estas palabras: lleva anclado en el -0,108% desde el cuatro de febrero, nivel en el que aterrizó desde el 0,110% del que partió el día de las palabras de Draghi. En estos 20 días no se ha movido ni un ápice y esta tendencia se ha mantenido en lo que llevamos de marzo. Aunque el viernes posterior a la rueda de prensa de Draghi bajó hasta el -0,109%.

La reunión del pasado jueves confirmó este pesimismo. Ya antes de la rueda de prensa de Mario Draghi los mercados tuvieron que digerir que el BCE confirmaba que la subida de tipos no se produciría antes de 2020 y recordó que"en todo caso", se mantendrán como están el tiempo que sea "necesario" para que la inflación llegue al objetivo de situarse cerca, pero por debajo del 2% a medio plazo.. A lo que se unió un presidente del BCE mucho más acomodaticio de lo esperado. 

Ya durante la rueda de prensa, Draghi,ha insistido en que estas medidas se han tomado con la intención de asegurar que la inflación siga al alza y ha señalado que este debilitamiento se ha dado por factores geopolíticos. Asimismo, el máximo regulador de la política monetaria europea recortó las previsiones drásticamente para 2019 "hasta el 1,1% y desde el 1,7% anterior", mientras que su previsión para 2020 se sitúa ahora en el 1,6%, una décima menos que hace tres meses. "La persistencia de incertidumbres relacionadas con factores geopolíticos, la amenaza del proteccionismo y las vulnerabilidades en mercados emergentes parecen dejar huellas en la confianza económica", declaró el banquero italiano.

Y como dato curioso, Draghi se despedirá en octubre siendo el primer y único banquero central, hasta la fecha, que no ha subido los tipos de interés durante su mandato. 

publicidad
publicidad