22 de Octubre, 23:40 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

tipos hipotecarios

El euríbor, seis meses subiendo en silencio pero todavía no se notará

finanzas.com

El euríbor sigue en negativo. El indicador de referencia para las hipotecas variables ha cerrado el mes de septiembre en el -0,167, un dato un poco más alto que el que registró en agosto de 2018 cuando apuntó un -0,169. Desde el mes de marzo de 2018, cuando el euríbor toco fondo al caer hasta el -0,191, ha encadenado seis meses de leves subidas. 

"No hay noticia. El euríbor sigue estando en negativo a pesar de que mucha gente hable de cambio de tendencia. La realidad es que sigue estando por debajo de cero y esto es lo importante. Desde antes de verano, nada hacía indicar que el índice se iba a dar la vuelta antes de final de año. Creemos que hasta 2019 no va a haber un cambio significativo en el euríbor, es más, muchos bancos están empezando a posicionar las hipotecas variables en tipos muy atractivos lo que nos hace pensar en un repunte a medio plazo", valora Manuel Gonzalvez, director de Hipotecas de iAhorro.com. 

El pequeño repunte de este mes de septiembre, apenas lo van a notar los hipotecados. Hace un año, el euríbor estaba en el -0,168 por lo que un ciudadano con una hipoteca de 200.000 euros a 20 años pagó una mensualidad de 1.104,416 euros. Para calcular este dato hemos tenido en cuenta el estado del índice en septiembre 2017 y le hemos aplicado un tipo de euríbor +0,99%. Este mes de septiembre, este mismo hipotecado pagará 1.104,422 euros. La diferencia es casi inexistente.

La cifra cambia si comparamos este dato con el de hace 7 años. En septiembre de 2011, el euríbor estaba en el 2,067%. En ese momento, nuestro hipotecado pagaba 1.178,16 euros. 73,73 euros más al mes que lo que pagará los próximos 12 meses. En el conjunto del año se ahorrará 884,85 euros, frente a los que tuvo que pagar en 2011.

El euríbor, un índice para el corto y medio plazo 

Si analizamos los datos el euríbor de los últimos 20 años, podemos observar grandes fluctuaciones. Si comparamos los registros del índice de los meses de septiembre desde 1999 podemos observar que en septiembre de 2008 tuvo uno de sus picos más altos al llegar al 5,38%. Sin embargo, solo 12 meses después caía hasta el 1,26%. Desde septiembre de 2012, el euríbor no ha superado el 0,74% en el noveno mes del año.

"Un pequeño repunte como el de estos meses no significa que haya un cambio drástico en el euríbor. Este índice se mueve con lentitud en el corto plazo, entre los 2 y cinco años, pero sí puede llegar a tener cambios bruscos en el largo plazo. En este caso, solo diez años nos separan de una hipoteca muy cara a una que está por debajo de cero", destaca Manuel Gonzalvez. 

El experto en hipotecas de iAhorro apunta que a la hora de valorar el euríbor hay que ver en qué punto estamos, "vamos a contratar ahora una hipoteca o llevamos ya 10 años hipotecados. Lo que está claro es que el futuro a medio plazo es una etapa alcista". 

¿Habrá una rebaja de los tipos antes de final de año? 

Desde el pasado mes de mayo, varias entidades han aplicado rebajas en sus tipos fijos y variables con el fin de atraer clientes antes de final de año. "Vemos una clara guerra de precios en el sector hipotecario. El mercado se ha reactivado y el perfil de usuario que pide este préstamo es cada vez más solvente por lo que las entidades quieren competir por él", señala Manuel Gonzalvez.

Los datos avalan la guerra de los tipos. En marzo de 2015 podíamos encontrar tipos variables de euríbor +1,70 mientras que ahora es muy difícil que el TIN variable supere el 0,99%. Hace tres años, Santander ofertaba en su hipoteca variable euríbor +,69%, Bankia euríbor +1,50% y Sabadell euríbor +1,70. A principios de 2016, los tipos habían mejorado un poco y se podían encontrar préstamos a euríbor +1,29 como el de ING o de euríbor +1,25% en el caso del Santander. 

"En tres años podemos encontrar tipos de hasta un punto más bajo. Este es un dato revelador que nos muestra el momento de la economía en el que vivimos. Hace tres años la gente no tenía ni ganas (la crisis estaba muy reciente) ni capacidad económica para meterse en una vivienda por eso apostaban por el alquiler. Ahora la estabilidad de la economía y la pujanza de los bancos por adquirir clientes ha provocado una guerra de tipos que los ha llevado a bajar del 1%", concluye el director de hipotecas de iAhorro.com.

publicidad
publicidad