Vocento 15 años 19 de Noviembre, 15:08 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

fracaso del euríbor plus

El viejo 'euríbor' seguirá siendo el índice de referencia de los hipotecados

Tenía que haber entrado en vigor en 2017 tras haber sufrido numerosos retrasos. El euríbor plus tendría que haber sustituido al euríbor actual como referencia hipotecaria. Sin embargo, tras numerosos retrasos la reforma finalmente ha fracasado. El índice, que pretendía ser un reflejo fiel de las operaciones interbancarias, ha sido finalmente descartado.

"Bajo las actuales condiciones del mercado no será factible evolucionar la actual metodología del euríbor a un metodología totalmente basada en transacciones siguiendo un camino de transición sin fisuras", señaló el EMMI hecho público este jueves, que apunta también que las conclusiones han sido corroboradas por la Agencia Belga de Servicios Financieros y Mercados (FSMA), equivalente a la CNMV española. El nuevo índice pretendía reflejar mejor las operaciones interbancarias

Aunque pretendía ser un fiel reflejo, lo cierto es que los expertos consideraban que no habría cambios significativos con el actual. Estefanía González, portavoz de finanzas personales de Kelisto, explica que entre los motivos que propició el fracaso del euríbor se encuentra el hecho de que "las autoridades responsables de su elaboración se dieron cuenta de que no era posible realizar una transición hacia el nuevo euríbor "sin interrupciones". El organismo llegó a esa conclusión tras realizar un ensayo durante seis meses en el que participaron 31 bancos de 12 países distintos. A su juicio, aquella prueba permitió concluir que los niveles del nuevo euríbor basado en cifras reales serían muy distintos a los del euríbor actual. Además, no habría suficiente volumen de transacciones diarias como para que el cálculo fuera suficientemente consistente".

Javier Mezcua, analista de HelpMyCash, reitera que "La nueva metodología elaborada por el Instituto de los Mercados Monetarios Europeos (EMMI) para calcular el euríbor tenía dos problemas fundamentales. Por un lado, debido al descenso en la actividad diaria de los mercados, se consideró que no era posible crear un índice sólido basado únicamente en las transacciones. Por el otro, los resultados arrojados por la nueva fórmula no permitían llevar a cabo una transición suave hacia el nuevo índice. Por ello, el EMMI informó que trataría de elaborar una nueva metodología híbrida que combinara tanto datos reales como estimaciones, lo que retrasaría el lanzamiento del euríbor plus hasta, al menos, el año 2018". 

Mayor implicación del BCE

Por su parte, el Banco Central Europeo (BCE), junto al Sistema Europeo de Supervisión Financiera (FSMA), la Autoridad Europea de Mercados (ESMA) y la Comisión Europea, ha anunciado que lanzará un nuevo índice de referencia diario a partir de 2020 tras el fracaso de la reforma del Euríbor. Fuentes bancarias señalan que esto no implica la creación de un nuevo euríbor, simplemente que prepara un índice de referencia más fiable en las operaciones diarias entre los bancos. Estas fuentes explican que hasta ahora funcionan con estadísticas, lo que crearía el EONIA y que lo que busca el BCE es que haya un reflejo más fiel.

González reitera que "Lo que ha propuesto en BCE es trabajar con la FSMA, con la ESMA y con la Comisión Europea para crear un índice que sirva de referencia a índices generados por el sector privado, como es el caso del euríbor. Ahora bien, si el calendario anunciado ayer por el BCE se cumple (y este nuevo índice no ve la luz hasta 2020, o algo antes), la creación del euríbor plus (o como quiera que vaya a llamarse) se podría retrasar con respecto a la última fecha que dio el EMMI (organización encargada de su reforma). El pasado mes de mayo, el EMMI dijo que quería tener lista la nueva metodología híbrida del euríbor para el primer semestre de 2018, pero parece imposible que vaya a ser así".

Así, las autoridades de la eurozona han decidido lanzar un nuevo índice de referencia de los tipos de interés que complemente a las tasas de referencia utilizadas por los bancos, después de que se denunciara la manipulación del Euríbor por parte de los bancos comerciales distorsionando las referencias en beneficio propio y cuyo proceso de reforma, iniciado a principios de año, ha fracasado.

Esta nueva referencia reflejará las transacciones que se produzcan en el mercado interbancario de la zona euro y recogerá así los datos estadísticos que faciliten los propios bancos, con el objetivo de proporcionar más información, transparencia y mejorar el funcionamiento del mercado monetario.

Por último, el BCE ha invitado a los bancos de la eurozona a participar en una consulta que se prolongará a lo largo de 2018, donde podrán dar sus opiniones respecto al enfoque de la nueva tasa de referencia.

publicidad
publicidad
publicidad