Vocento 15 años 22 de Noviembre, 13:58 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

política monetaria

El euríbor se mantendrá bajo en 2018 y 2019 a pesar de la salida del QE

El euríbor volvió a ahondar en sus mínimos en julio. El índice al que se referencian la mayoría de las hipotecas cerró en el -0,154% y volvió a abaratar las hipotecas en 50 euros al año. De momento, en los días que llevamos en agosto, el indicador sigue registrando nuevas caídas y de momento no parece que revierta esta tendencia. Tampoco tiene motivos, en la pasada reunión del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, se mostró prudente y señaló que el QE se mantendrá en los plazos previstos. También evitó dar pistas de una posible reducción en la compra de activos, conocido como tapering. Lo que sí que parece es que el banco central comenzará a debatirlo en otoño.

Durante la rueda de prensa, Draghi insistió en que el BCE seguirá proporcionando estímulos, al asegurar que no se había debatido la reducción del programa de compra de activos. Además, la revisión a la baja de las estimaciones de inflación en el período 2017-2019 muestra que el BCE no siente ninguna necesidad de subir los tipos de interés.

¿Esto qué consecuencias tendrá para los hipotecados?

La principal es que no parece que el euríbor rompa su tendencia bajista. Como señalan desde Bankinter, la tendencia en 2017 es que siga a la baja, algo que se podría revertir el próximo año. Pero los incrementos no serán ni de golpe ni tampoco nada traumáticos para los hipotecados. De esta manera, según las previsiones que manejan desde el banco señalan que el Euribor en 2018 se elevará hasta situarse en un rango que iría desde el -0,10%, en la parte baja, y el 0,20%, para la parte máxima, mientras que el repunte para 2019 se movería en una horquilla entre el 0,00% y un máximo del 0,3%.

El BCE mantendrá una política monetaria claramente expansiva. Es cierto que en su reunión del 8 de junio mostró una visión más optimista al revisar al alza sus previsiones de crecimiento y retirar de su forward guidance la posibilidad de unos tipos de interés inferiores. Sin embargo, sus palabras tuvieron consecuencias ya que subió el euro, por lo que Draghi ha optado por moderar el discurso.

publicidad
publicidad
publicidad