22 de Noviembre, 23:35 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

hipotecas

Los bancos tendrán tres meses para decidir si devuelven las cláusulas suelo

D.Valera

Los bancos tendrán la obligación de acudir al proceso extrajudicial para la devolución de los intereses cobrados de más por las cláusulas suelo si el cliente afectado así lo solicita. Esta es la piedra angular sobre la que se basará el decreto ley que aprobará el Gobierno previsiblemente el próximo viernes y que busca agilizar las reclamaciones tras el fallo del Tribunal de Justicia de la UE sobre la retroactividad total por estos instrumentos hipotecarios (hasta 4.200 millones de euros). Además, una vez puesto en marcha, este mecanismo no podrá prolongarse más de tres meses, según adelantó este martes el ministro de Economía, Luis de Guindos, antes de participar en el foro 'Spain Investors Day'.

Con esta medida el Ejecutivo quiere evitar, según reconoció el propio titular de Justicia, el colapso de los tribunales. Y es que puede haber hasta dos millones de afectados. «Será un procedimiento rápido. En un periodo máximo de tres meses se podrá reclamar y llegar a un acuerdo con las entidades», explicó De Guindos, quien también destacó que será un mecanismo «gratuito». «Queremos que no sea costoso para los consumidores, se evite el procedimiento judicial y facilite el acuerdo entre las partes» sostuvo. Unas partes -cliente y banco- que el titular de Economía volvió a recordar que son «privadas». «Lo único que establecemos es un sistema alternativo al judicial», defendió.

Sin embargo, la puesta en marcha de este mecanismo no garantiza a los afectados que al final haya un acuerdo y, por tanto, se produzca la devolución de intereses. Y es que la eficacia de este proceso seguirá dependiendo en gran medida de la actitud de los bancos. De hecho, el primer paso de este mecanismo será que la entidad financiera reconozca que las cláusulas suelo reclamadas por el cliente son realmente nulas. Un punto clave, ya que algunas entidades, como Sabadell, insisten en que sus cláusulas suelo son transparentes.

Asimismo, fuentes del Ministerio de Economía confirmaron que acudir a este proceso extrajudicial no invalida la posibilidad de que, llegado el caso y si no se produce un acuerdo, el cliente pueda acudir a los tribunales ordinarios.

En cualquier caso, con este mecanismo el Gobierno logra sortear la controversia sobre la voluntariedad de la adhesión de los bancos a un código de buenas prácticas que había sido el punto de fricción para lograr el acuerdo necesario con otros partidos, especialmente con el PSOE, para superar el trámite parlamentario. De hecho, estas discrepancias ya obligaron al Ejecutivo a retrasar la aprobación del decreto en el último Consejo de Ministros de 2016. Al mismo tiempo, los bancos se verán obligados a negociar, pero no a devolver los intereses de forma automática.

Reforma de la ley hipotecaria

Sin embargo, tras el varapalo del Tribunal Supremo primero y el de la UE después, el Gobierno quiere ir más allá y evitar nuevos conflictos. Así, De Guindos anunció que su departamento trabaja en una reforma de la ley hipotecaria para «incrementar de forma notable la transparencia y evitar las dudas sobre las cláusulas que estén en un contrato hipotecario». En este sentido, De Guindos insistió en que ha sido la opacidad la que ha provocado la anulación de las cláusulas suelo. «Queremos que el consumidor tenga conocimiento de lo que contiene el contrato hipotecario», sentenció.

publicidad
publicidad