Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

con un euríbor en negativo

¿Quieres hipotecarte? Ocho detalles a tener en cuenta

finanzas.com

El euribor a doce meses, índice al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas en España, ha profundizado en su tendencia bajista encadenando sucesivos mínimos históricos en tasa diaria y ha cerrado el mes de febrero en negativo por primera vez en la historia.

En concreto, la tasa mensual se ha establecido en el -0,008%, frente al 0,042% que marcó en enero. Hace un año, el euribor se situaba en el 0,255%. Teniendo en cuenta que esto, el comparador Kelisto.es hace una serie de recomendaciones para los que busquen hipotecarse:

1. Interés

En el caso de las hipotecas variables, el interés que habrá que pagar es el resultado de la suma de dos elementos: un índice de referencia (que normalmente suele ser el euríbor a un año) y un diferencial, es decir, un porcentaje que fija cada entidad.

2. Vinculación de productos

La mayoría de los bancos requieren que el consumidor contrate varios productos extra para lograr un diferencial más bajo por su préstamo hipotecario. Las hipotecas que requieren menos vinculación suelen exigir que se el usuario se haga con una cuenta nómina, un seguro de hogar y otro de vida. Sin embargo, hay préstamos que llegan a exigir hasta el doble de productos vinculados.

3. Comisiones de apertura y estudio

Son los dos cargos que se pagan al inicio de la vida de la hipoteca. La comisión de apertura se cobra por los trámites que debe realizar el banco para formalizar el préstamo y poner el dinero a disposición del consumidor, y normalmente suele ser un porcentaje sobre el dinero solicitado (entre el 0,5% y el 1%). Por su parte, los costes de estudio están vinculados a las gestiones que realiza una entidad para analizar la solvencia del cliente y también se suelen cobrar como un porcentaje del dinero pedido.

4. Comisión de desistimiento

Es el cargo que puede cobrar una entidad por cancelar anticipadamente una hipoteca y sirve para compensar al banco por pagar anticipadamente un préstamo. La ley establece que no se puede cobrar más de un 0,5% durante los cinco primeros años de la hipoteca, o del 0,25% durante el resto del plazo.

5. Cláusulas

Las cláusulas son disposiciones que pueden alterar o poner límites al funcionamiento normal de una hipoteca. Entre las más populares están las conocidas como "cláusulas suelo", que fijan un tope mínimo para los intereses de una hipoteca e impiden que el consumidor pueda beneficiarse de las bajadas del euríbor.

6. Financiación

La mayoría de las hipotecas solo conceden una cantidad equivalente a un porcentaje del valor de tasación o de compra de la vivienda que se quiera comprar. Normalmente, se toma como referencia el menor de estos dos valores y se suele conceder en torno a un 80%, aunque algunos préstamos pueden llegar a conceder hasta un 100%.

7. Ingresos mínimos

Para poder acceder a una hipoteca, muchas entidades no se conforman con que el consumidor tenga un trabajo estable y una situación financiera saneada. En algunos casos, requieren que se disponga de una nómina mínima, que suele ser más elevada en los préstamos con los diferenciales más bajos.

8. Plazo de amortización

Es el plazo máximo que el usuario tendrá para devolver su deuda. Lo más recomendable es optar por los plazos más cortos posibles, siempre que la economía doméstica del hipotecado lo permita.

publicidad
publicidad
publicidad