Vocento 15 años 18 de Octubre, 09:30 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

cotiza en el -0,02%

Ya está el euríbor a un año en negativo: ¿cómo afectará a los hipotecados?

Cinco días ha tardado el euríbor a 12 meses en situarse en negativo. El índice a un año ha cotizado hoy en el -0,002%, tras ir pulverizando mínimos, aunque la cotización de ayer, en un 0,002%, le acercaba a tasas negativas. Y parece que podría acabar el mes en tasas nunca pensadas. De momento, la tasa mensual se sitúa en el 0,007%.

¿Qué pasará con las hipotecas?

El comportamiento del indicador más utilizado para las hipotecas acentuó las caídas desde la pasada reunión del BCE, ya que su presidente, Mario adelantó que el QE se revisará en marzo y, podría ir más allá reduciendo la tasa de depósitos desde el -0,30% actual al -0,40%. Y no es descabellado. Ya el Banco de Japón recortó los tipos que se pagan a los depósitos al -0,1% para dinamizar la economía.

Y claro, esto se traduce a los hipotecados, especialmente, que verán como se reduce aún más la cuota mensual que pagan al banco. El euríbor cerró enero en el 0,042%, un 0,25% más bajo que hace un año y parece que seguirá su tendencia a la baja. 

Los grandes beneficiados de un euríbor en negativo serán los que se hipotecaron durante 'boom inmobiliario' de la mano de las cajas de ahorro, que comercializaron hipotecas en tasas mínimas. Las hipotecas jóvenes llenaron anuncios en las sucursales bancarias con diferenciales inimaginables: entre el 0,18% y el 0,50%, frente a una media que rondaba el 0,75%. Caja Madrid o BBK eran algunas de las entidades que comercializaban este tipo de préstamos, préstamos que están ocasionando más de un quebradero de cabeza a los gestores de riesgos de los bancos.

Otro caso es el de Bankinter que en 2007 comercializó la hipoteca más barata de España con un diferencial del 0,18% para un total de 13.000 clientes.

En cotización diaria, el euríbor, el indicador de referencia para la mayoría de hipotecas, ya marca en tasa diaria en el 0,01% y bajando. José Luis Martínez, estratega de Citi en España, se pregunta si "¿Puede ponerse en negativo? Me temo que esta es una probabilidad cada vez más real. Quizás tan pronto como antes de la próxima reunión, donde esperamos un anuncio desde el BCE de más QE y un recorte adicional del tipo de depósito ahora en -0.3 %".

Jaime Díaz, analista de XTB, señala que "podríamos llegar a los niveles cercanos a 0 e incluso entrar en los tipos negativos de manera puntual durante el primer trimestre del año, aunque parece complicado que sea algo sostenible, especialmente si esos tipos negativos son intensos. No hay que obviar el precio del crudo como un importante catalizador de la inflación, si el barril sube los próximos meses la presión sobre el Euribor se suavizará al poder valorarse que la inflación repuntaría gracias al avance del crudo". 

El experto continúa asegurando que "afectaría a la baja, sin embargo el mercado empieza a descontar dicho escenario y previsiblemente veríamos un escenario como el de diciembre donde el Euribor cayó con fuerza y el día de la reunión recuperó bastante recorrido de esa bajada. Los mercados descuentan expectativas, por lo tanto lo relevante no será tanto lo que haga el marzo sino las señales que haga a posibles nuevas medidas". 

De continuar esta tendencia y entrar en terreno negativo el euríbor sería determinante el nivel que alcanzara y el diferencial así como las condiciones del préstamo: si tiene o no suelo o si lo contemplaba en la firma del contrato hipotecario. De esta manera, los hipotecados de Bankinter con un 0,18% o los que contrataron las hipotecas jóvenes con un diferencial del 0,25% serían los que más probabilidades tendrían de que el banco les pagara por sus créditos, pero como "Sería una anomalía que difícilmente perduraría en el tiempo por las dañinas consecuencias para las entidades financieras", concluye Díaz.

Pero lo cierto es que estos hipotecados pagan apenas intereses. Recordemos que la cuota de las hipotecas tienen una parte destinada a amortizar capital y otra intereses. Cuanto más bajo sea el euríbor y diferencial menos intereses se pagarán, mientras que si el euríbor sube fácilmente se pagarán más intereses que capital. También juega a favor el tiempo, ya que al principio de la hipoteca se pagan más intereses que capital y viceversa. 

Pero no todos los hipotecados se podrían beneficiar si el indicador acentúa sus tasas negativas, ya que las nuevas hipotecas recogen cláusulas dónde el interés mínimo que se cobrará será de 0% más un diferencial. También se espera una circular por parte de el Banco de España que recoja un nivel mínimo para evitar que los márgenes bancarios se deterioren más.

publicidad
publicidad
publicidad