28 de Noviembre, 21:23 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

crisis inmobiliaria

Jubilado busca hipoteca, ¿qué posibilidades tiene?

C.García Pando/ Pisos.com

Los jubilados son muy valorados por las entidades financieras por disponer de un ingreso estable y en principio seguro.

Muchas personas en edad de trabajar actualmente dependen de sus padres. No son ya sorprendentes los casos en que una persona que ya ha superado la treintena tiene que volverse a vivir a su antigua casa familiar porque le han echado del trabajo. Con una tasa de paro que ya supera el 25% y con muchos hogares con todos sus miembros activos desempleados, -que ya se cuentan en 1,7 millones-, los más mayores se han convertido en muchos casos en el principal sustento económico.

Sus ingresos mensuales entran de forma mucho más regular y constante que el salario que puedan traer el resto de la familia perteneciente a la población activa. De hecho, muchos de ellos pueden haber labrado un patrimonio durante toda su vida laboral o haber ahorrado bastante como para invertir en una nueva vivienda. "Las personas mayores el tema inmobiliario lo suelen tener resuelto, es decir, sus hipotecas pagadas y los pisos en propiedad", asegura Alberto Álvarez, del departamento de comunicación de Unión Democrática de Jubilados y Pensionistas de España, "por otra parte, el colectivo generalmente está bien informado, o busca asesoramiento en temas de tanta importancia". Comprarse una vivienda en la playa o en la montaña para pasar el resto de su vida en un retiro deseado, o incluso, financiar la vivienda de sus hijos son algunas de las razones más probables que tendrían para contratar un crédito con el banco.

No obstante, con la inestabilidad laboral y la reducción de las oportunidades, los bancos ya no dan préstamos, y menos hipotecarios, tan fácilmente. Las cifras hablan por sí solas. Tras dar créditos a 'diestro y siniestro' durante la época de 'boom' a personas con un alto perfil de riesgo, ahora las restricciones se han recrudecido hasta cederse en octubre de 2012 el número de hipotecas más bajo de la serie histórica iniciada en 2003.

Los jubilados, 'suculentos' clientes

Con la crisis, la tercera edad ha superado a los jóvenes en capacidad de gasto. Es más, comparando la última encuesta de estructura salarial (EES) con el salario medio de un trabajador común, se observa que cada vez se acerca más a la renta de los jubilados el salario medio mensual de un trabajador medio, rondando ambos los 1.000 euros de media. Por eso, cada vez más las entidades financieras miran con mejores ojos a los mayores de 65 años o a los prejubilados, que se perfilan cada vez más como un público objetivo donde pueden colocar sus productos financieros, y entre ellos, también incluidos sus propios inmuebles.

"Los jubilados son muy valorados por las entidades financieras por disponer de un ingreso estable y en principio seguro. Lo que les asimiliaría a los funcionarios", explica Sergio Rodríguez, director de negocio de Bankimia, comparador online de productos financieros. "Sus ingresos están garantizados y no están sometidos al riesgo del paro", apunta, por su parte, Luis Javaloyes, director general de la Agencia Negociadora de Productos Bancarios. "Ahora se está produciendo un caso interesante", comenta, por su lado, Álvarez, "muchas cajas de ahorro intervenidas con mayoría de clientes mayores con sus pensiones domiciliadas, al pasar a ser bancos han entrado en una dura competencia para ver quién se queda con este suculento trozo del pastel".

Seguir leyendo en pisos.com

publicidad
publicidad
publicidad