15 de Agosto, 20:33 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

vivienda

Las clases populares, en riesgo de quedarse sin vivienda

finanzas.com

El mercado inmobiliario ha cerrado 2017 marcado por una aceleración de la demanda, la existencia de una oferta limitada y por el auge del alquiler, que ha experimentado un repunte de precios que dificultan el acceso a una vivienda a una parte importante de la población. En esta situación es necesario valorar soluciones tanto en venta como en alquiler que permitan resolver, o al menos aminorar, los problemas sociales que conlleva en la actualidad el acceso a la vivienda.

"España necesita una normativa de alquiler razonable que proteja propiedad e inquilino", declara Vicenç Ramón Tur, Presidente de RTV Grupo Inmobiliario. El incremento de los precios ha llevado a desplazar a una parte importante de la población más joven de las principales ciudades hacia la periferia de los principales núcleos urbanos, consecuencia de no poder asumir ni el precio de compra ni en muchos casos el de alquiler. La solución pasa por desplazar la residencia hacia la periferia metropolitana, donde los precios son más asequibles y ajustados a los sueldos vigentes. Para solventar esta problemática, Ramón Tur indica la "necesidad de establecer por parte de la administración unas efectivas políticas de vivienda pública, tanto en compra como en alquiler y también unas políticas de liberalización de suelo que conduzcan a que los promotores privados ofrezcan mayor producto al mercado". Con ello el precio bajará por ley de oferta y demanda.

El establecimiento de unas políticas de ayuda más claras es otro de los puntos que destacan desde RTV Grupo Inmobiliario, pues ello permitiría el acceso a la vivienda a las personas con ingresos más ajustados, tanto en alquiler como en la compra, a través de las viviendas de protección oficial o mediante el aumento del stock de vivienda pública por parte de las administraciones.

Una política de vivienda pública, la alternativa a los precios desorbitados

Según palabras del Presidente de la inmobiliaria: "la única alternativa a los precios desorbitados es la aplicación de una política de vivienda pública o vivienda social que permita un precio asequible". De este modo, jóvenes y no tan jóvenes tendrán la oportunidad de conformar su unidad familiar sin necesidad de buscar pisos compartidos ni habitaciones alquiladas.

publicidad
publicidad