19 de Diciembre, 17:15 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

informe

Vender una vivienda por Internet ahorraría 17.000 euros de media

finanzas.com

Es nuevo en España pero no en otros países como Reino Unido, donde sus residentes llevan desde hace 6 años comercializando sus propiedades a través de internet bajo tarifa plana para ahorrarse las comisiones del 1,5% que les exigen las inmobiliarias tradicionales. Teniendo en cuenta que en nuestro país podemos llegar a pagar más de un 6% por tramitar este tipo de gestiones, más de uno ya ha decidido vender él mismo su casa en internet bajo el nuevo modelo de inmobiliaria digital.

Así lo explican los responsables de la compañía española Cliventa haciendo referencia a las desorbitadas comisiones, la falta de transparencia y, en muchas ocasiones, las técnicas agresivas de venta de las inmobiliarias de siempre. Según un análisis realizado por la propia empresa entre varias operaciones llevadas a cabo en Barcelona y Madrid, los españoles se ahorran unos 17.000 euros de media al vender su vivienda de forma directa por internet, además de lograr comprador en un período de 2 meses, mientras que del modo habitual las inmobiliarias se hubieran llevado más de 230.000 euros en comisiones y los anuncios estarían meses en los escaparates.

"Bajo el funcionamiento de la inmobiliaria tradicional, al cobrar su comisión sobre el precio final de venta, los intereses de la agencia no siempre se encuentran alineados con los del vendedor", explica Ignacio González, Cofundador de Cliventa. Por ejemplo, con una vivienda de 300.000€, una bajada de 25.000 euros en el precio de venta final sólo supone a la agencia 1.250 euros menos de honorarios, mientras que el propietario pierde 25.000€, más la comisión que se lleva la agencia y todo lo que tiene que pagar por trámites, impuestos, etc.
Las "online real state agencies", en el punto de mira del nuevo vendedor particular

Las inmobiliarias digitales ya son una realidad en países como Inglaterra, donde cuentan con más de 40 empresas operando bajo este modelo de negocio, inmobiliaria digital con tarifa plana. En España están empezando a surgir, como es el caso de Cliventa, pioneros en el sector. "Cuando lanzamos la plataforma pensábamos que a nadie se le ocurriría pagar por adelantado unos servicios de intermediación inmobiliaria ya que nunca se había hecho en España, es decir, no ir a éxito, como sí lo hacen las inmobiliarias. Pero hoy más del 60% de nuestros clientes pagan al contratar y acaban consiguiendo la venta en el corto plazo", declara González. Con este tipo de iniciativas el usuario dispone de todos los servicios de una inmobiliaria tradicional pero vendiendo como particular y ahorrándose más de 90% de lo que pagaría en comisiones de la otra forma.

publicidad
publicidad