22 de Noviembre, 21:32 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

asesores personales para comprar piso

'Personal shopper'.... de viviendas: La nueva moda que pisa fuerte

¿Desea invertir en vivienda pero no tiene tiempo? ¿Está abrumado por tanta oferta inmobiliaria? ¿O quizás perdido con los papeleos? Entonces, quizás necesite ponerse en manos de un 'personal shopper' inmobiliario. Los ahorros pueden ser de entre un 10% y

¿Desea invertir en vivienda pero no tiene tiempo? ¿Está abrumado por tanta oferta inmobiliaria? ¿O quizás perdido con los papeleos? Entonces, quizás necesite ponerse en manos de un 'personal shopper' inmobiliario. Y es que el asesor personal se extiende a todos los ámbitos de la vida a toda velocidad, y la vivienda no iba a ser una excepción. En Estados Unidos ya tienen mucha experiencia. Y en España están empezando a mostrar sus credenciales, con extranjeros pero también, y cada vez más, con el cliente nacional. El 'personal shopper' inmobiliario pide paso.

El concepto de asesor personal para el mercado inmobiliario "es muy nuevo" en el mercado español, asegura en una entrevista con Finanzas.com Enric Jiménez, CEO de la empresa SomRIE. Esta firma fue una de las primeras en desarrollar esta actividad en España y se distingue de las inmobiliarias tradicionales porque no dispone de pisos propios en cartera. Simplemente, ofrece a sus profesionales para que busquen el piso que demanda cada cliente en función de unos parámetros solicitados.

Por ejemplo, el cliente suele indicar en qué zona está interesado, el precio que desea pagar como máximo o las calidades de la vivienda. A partir de ahí, el 'personal shopper' peina el mercado en función de esas instrucciones. Jiménez defiende que una de las grandes ventajas de este profesional es que siempre va a defender los intereses del comprador, que es quien le paga. Porque al fin y al cabo, la inmobiliaria trata con el vendedor y el comprador, con las dos patas del mercado. Pero aquí es el asesor el que pelea el mejor precio y las mejores condiciones. "Ahorramos tiempo, dinero y dolores de cabeza", asegura Jiménez.

Otra ventaja es que el 'personal shopper' se encargará de todos los papeleos asociados a la compra de la vivienda. Por ejemplo, trámites de registro, gestoría, notaría, tasación, informes periciales, incluso la reciente certificación energética. Además del ahorro de tiempo que esto supone, el experto de SomRIE apunta otra ventaja diferencia importante. El particular muchas veces no está en condiciones de saber si el edificio tiene aluminosis, alguna carga registral o un posible vicio oculto. "No todo se resuelve con echarle tiempo al asunto", explica Jiménez.

¿Y quienes son los clientes tipo del asesor inmobiliario? Según explica el directivo, son dos tipos. El 40% son clientes nacionales y el 60% extranjeros. El nacional responde al perfil del ejecutivo o empresario "que no tiene tiempo y si ganas de invertir en vivienda", apunta Jiménez. Pero el núcleo duro de clientes son los extranjeros, que residen fuera de España y no tienen posibilidad de buscar la vivienda. Además, están muy perdidos con el papeleo por lo que "están encantados con nuestro servicio", asegura el fundador de SomRIE. 

Al cliente extranjero de SomRIE le seducen los inmuebles urbanos; por ejemplo, pisos ubicados en el barrio barcelonés de El Eixample, con un valor a partir de 400.000 euros y una superficie en torno a los 130 metros cuadrados. Por el contrario, el comprador nacional se va a los dos extremos. O bien viviendas "normales" en torno a los 200.000 euros para alguien que desea colocar algún dinero como inversor, o bien áticos de lujo de 1,5 millones para clientes que buscan algo para vivir. 

La firma que dirige Jiménez da servicio a unos 150 clientes por año y ya tiene sucursales en Barcelona, Madrid, México, Brasil, Londres y Andorra. ¿Y el mercado ruso? Es una asignatura pendiente, explica el directivo. La cuestión es que los rusos ya vienen a España con su propio asesor inmobiliario. Por eso, los planes pasan por establecerse en el país y captar directamente al cliente.

¿Y cuánto cuesta todo esto? Según Enric Jiménez, la empresa funciona "a éxito", es decir, el cliente solo hace todo el desembolso una vez que ha comprado el piso. Previamente, tiene que pagar una provisión de fondos de 500 euros para que la búsqueda se ponga en marcha. Y una vez que el piso haya sido vendido, la tarifa oscila entre los 5.000 y los 12.000 euros, en función del tipo y la localización de la vivienda. Es dinero, pero según Jiménez, "conseguimos un ahorro de entre el 10% y el 15% sobre el presupuesto inicial que nos presenta el cliente".

publicidad
publicidad