Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

iniciativa popular

Diez preguntas con respuesta sobre la dación en pago retroactiva

Alicia Aragón

La Iniciativa Legislativa Popular (ILP) admitida a trámite en el Congreso el pasado martes tiene tres puntos fundamentales: dación en pago con efectos retroactivos, paralización de los desahucios y alquiler social.

La Iniciativa Legislativa Popular (ILP) admitida a trámite en el Congreso el pasado martes tiene tres puntos fundamentales: dación en pago con efectos retroactivos, paralización de los desahucios y alquiler social. La primera propuesta de esta ILP a la que apoyan 1.402.854 firmas es la que está generando más polémica. Diferentes expertos del sector valoran, a través de varias preguntas, los pros y los contras de aplicar de forma universal la entrega de la vivienda al banco para cancelar del crédito.

1. ¿Cuál sería el efecto sobre las entidades financieras?

Uno de los argumentos más repetidos a la hora de posicionarse en contra de la dación en pago retroactiva es que desestabilizaría por completo el sistema financiero español. José Luis Bartolomé, experto inmobiliario, no duda en calificarla como "un desastre en términos económicos y un quebranto del orden jurídico". Igualmente, para Mario Ledesma, de Criterio Abogados, esta herramienta provocaría "un efecto rebote a nivel crediticio de incalculables consecuencias, más amplias incluso que aquellas a las que se pretende dar solución".

2. ¿Qué consecuencias habría para el contribuyente?

La primera consecuencia del desequilibrio es que las entidades financieras tendrían que volver a sanearse y necesitarían más dinero. Para Javier Flores, de la Asociación Europea de Inversores Profesionales (ASINVER), esto supondría "un nuevo agujero que tendría que pagar el contribuyente". Hay otra voces que admiten que el banco hace un buen negocio con los adjudicados, como la Asociacion de Usuarios de Servicios Bancarios (AUSBANC), que declara que los bancos se quedan con las viviendas "a unos precios muy razonables: entre lo que se ha pagado y lo que se obtiene por la venta, se supera con creces lo concedido".

3. ¿Serán las hipotecas más caras?

El encarecimiento de las hipotecas es otra razón contra la dación en pago sin restricciones. La opinión de Pedro Javaloyes, de la Agencia Negociadora de Productos Bancarios (ANPB) es que, aunque las personas en situación de desahucio se beneficien, "sería a costa de repartir entre el resto de los futuros deudores hipotecarios el coste". Para Javaloyes las hipotecas tendrían "mayor coste, menor capacidad de endeudamiento en relación con la tasación del inmueble y plazos de amortización más cortos". Aunque el precio total del préstamo suba, lo que no pueden subir son las cuotas, como recuerda Pau A. Montserrat desde iAhorro.com: "lo máximo que puede pagar una familia es una mensualidad hipotecaria que no supere el 40% de sus ingresos netos".

Seguir leyendo en pisos.com

publicidad
publicidad
publicidad