Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Lotería de Navidad

El 85% de los españoles se compraría una casa con El Gordo

finanzas.com

Según pisos.com, comprar una vivienda al contado o invertir en depósitos el dinero del premio es más rentable que liquidar la hipoteca pendiente.

Destinar los 400.000 euros al décimo del Gordo de Navidad a comprar una vivienda es un sueño compartido por muchas personas. A través de una encuesta lanzada por www.pisos.com a los usuarios, el 85% de los que contestaron revelaron que sí comprarían, ya sea con el fin de residir en el inmueble, para rentabilizarlo vía alquiler o para convertirlo en la sede de un negocio. Una de las ventajas más señaladas es que convertirse en propietario 'a tocateja' evita los intereses que conlleva cualquier hipoteca. Según Miguel Ángel Alemany, director de pisos.com, "decantarse por una vivienda lista para entrar a vivir, con excelentes comunicaciones y en una zona con fuerte demanda de inquilinos, tendría una alta rentabilidad asegurada a través del alquiler".

Por otro lado, los usuarios que ya son propietarios pero que tienen una hipoteca pendiente manifestaron, en un 80% de los casos, su intención de saldar por completo la deuda con el banco gracias al importe del premio. "Hay que considerar que el grueso de los intereses se paga en los primeros años de hipoteca, y que es en la recta final donde se sitúa la mayor parte del capital por amortizar", señala Alemany. En este sentido, el responsable del portal advierte que "si se llevan pagados unos 10 años de una hipoteca calculada en 30 años, quizá sea más interesante seguir cumpliendo con los pagos e invertir el dinero del premio en uno o varios depósitos a 12 meses con una atractiva rentabilidad".

Alemany se justifica diciendo que, "un año después, los intereses generados cubrirán buena parte de las cuotas mensuales, y mientras nuestra hipoteca esté operativa, seguiremos disfrutando de la deducción por compra en la declaración de la renta". Igualmente, añade que "hay que tener en cuenta los gastos que conlleva la liquidación de la hipoteca, desde la comisión que aplica la entidad, hasta los costes notariales, registrales y de gestoría".

Del lujo a la reforma integral

La localización, superficie, calidades o el estado de conservación de los inmuebles varían en función del importe que toque. En este sentido, los 400.000 euros al décimo dan mucho de sí. "Se trata de viviendas sobradas de superficie situadas en zonas residenciales estratégicas, por ejemplo, chalets en urbanizaciones con caché, pisos en barrios exclusivos de las grandes urbes o auténticas mansiones en primera línea de playa", revela Alemany. Rasgos definitorios serían unas excelentes zonas comunes, anexos como trastero y garaje casi asegurados, cocinas amuebladas con electrodomésticos de alta gama y una media de 3 habitaciones y 2 baños.

Con los 125.000 euros al décimo del segundo premio habría que decirle adiós al 'alto standing'. No obstante, existen ofertas nada desdeñables para entrar a vivir o a la espera una pequeña actualización. "Por este precio abundan los pisos en altura en fincas con ascensor dentro de municipios con una alta densidad de población cercanos a las capitales importantes, e incluso en barrios periféricos de las mismas, así como en las capitales de provincia menos relevantes. También encontramos viviendas bien equipadas en diferentes localizaciones de costa", analiza Alemany. La horquilla de la superficie estaría entre los 60 y los 100 m², mientras que la media de habitaciones se situaría entre uno y dos dormitorios más un baño.
Los ganadores del tercer premio, dotado con 50.000 euros al décimo, también podrían disfrutar de una nueva propiedad. "En este catálogo encontraríamos inmuebles de reciente construcción en zonas poco consolidadas, sobre todo, en municipios de provincias de interior que han experimentado el auge de la construcción de la época dorada del sector. También sería posible hallar buenas oportunidades en localidades interiores de la franja mediterránea", confirma el responsable de pisos.com. Este modesto pero resolutivo catálogo inmobiliario, sujeto a diferentes grados de reforma, estaría formado por viviendas por debajo de los 60 m², en su mayoría apartamentos y estudios.

Para los portadores de un décimo de un cuarto premio de 20.000 euros, la compra se limitaría a inmuebles situados en áreas rurales donde, prácticamente, habría que tirarlo todo y "planificar una reforma integral, por lo que el dinero del premio se quedaría corto", revela Alemany. Volviendo la mirada hacia el alquiler, ser inquilino un año completo por unos 1.600 euros al mes (sin contar la fianza), proporcionaría una residencia de verdadero lujo. "Estaríamos hablando de inmuebles amplios de cierta singularidad, amueblados con muy buen gusto, en fincas cuidadas y con unos gastos de comunidad que suelen estar incluidos en la mensualidad".

Con el quinto premio, cuya cuantía al décimo es de 6.000 euros, habría que desterrar la idea de la compra, pero también se podría vivir de alquiler un año por un máximo de 500 euros al mes (sin contar la fianza). "Si el destino es una gran capital, se podrían encontrar pisos modestos en distritos algo alejados del centro, generalmente sin amueblar y con la comunidad no incluida, o bien en el núcleo urbano, pero compartidos. Para conseguir mejores condiciones, en cuanto a mobiliario y mantenimiento, habría que poner el foco en municipios de clase media, cercanos y bien comunicados con las grandes ciudades, o en capitales menores", asegura Alemany.

publicidad
envíar consulta

ENVÍA TU CONSULTA

Consultorio de Análisis Técnico
El analista técnico Josep Codina responde a una selección de dudas que le planteen los lectores de Finanzas.com. realiza tu consulta
publicidad
publicidad