21 de Septiembre, 13:40 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Inmobiliario

La banca se da mucha prisa en vender sus casas

CRISTINA VALLEJO

Las entidades financieras están engrasando las máquinas para vender cuanto antes su "stock" de viviendas

Si tiene una vivienda en venta, más vale que se adelante a los bancos, porque están poniendo toda la carne en el asador, con la ventaja añadida de que son los dueños de la financiación. Además, si hasta ahora el potencial comprador, sobre todo el inversor, no solía tener mucho que rascar entre la oferta de las entidades financieras, porque, en general, no tenía mucha calidad y el precio se situaba por encima de la media, ahora es posible que las viviendas que pongan en el mercado tengan atractivo para todo tipo de compradores.

 El escepticismo está justificado, porque en el primer semestre del año, las ocho mayores entidades de España (a excepción del Santander) se deshicieron sólo del tres por ciento de los inmuebles que tienen en cartera, es decir, vendieron inmuebles por valor de 1.300 millones de euros de los casi 39.500 en los que está valorada su cartera total de adjudicados (incluye  suelo, viviendas terminadas y sin terminar y otros inmuebles). Además de su actividad pasada, también los pronósticos de futuro invitan a la circunspección: según AFI, los bancos tardarán cinco años en quitarse de encima las viviendas. Y un último dato: en EE.UU., espejo donde a veces se mira España, hay entidades financieras que están demoliendo edificios enteros en algunas zonas, según «The Wall Street Journal».
 
Pero las entidades españolas se niegan a terminar de esa catastrófica manera. Y quien primero ha mostrado síntomas contra la indolencia ha sido el Banco Santander, que ha decidido poner a la venta gran parte de su cartera inmobiliaria, alrededor de 3.000 millones de euros, con la pretensión de cerrar estas operaciones antes de final de año, lo que implica que tendrá que hacerlo casi a cualquier precio, aunque ello implique asumir pérdidas contables. Tal es la prisa del Santander por deshacerse de su «ladrillo», que ha decidido no renovar los contratos de alquiler de los inmuebles de Banif cuyos contratos vayan acabando: el grupo que preside Emilio Botín prefiere tener las casas vacías y libres de inquilinos para que le sea más fácil liquidarlas. Los descuentos que se calculan pueden llegar hasta al 50 por ciento. Y ello ha ocasionado un fuerte temor en el sector: un gran volumen de inmuebles vendidos a precios muy agresivos tiene capacidad de mover a todo el mercado.
 
BBVA aún no tiene tan engrasadas las máquinas o, al menos, no se ha planteado un objetivo tan ambicioso. Pero ha dado un primer paso con el nombramiento de Pedro Urresti, número dos de la dirección financiera del banco, al frente de la gestión de sus activos ilíquidos, inmuebles incluidos. Con ello, querrá darle un empujón a la venta de inmuebles.
 
El Sabadell se ha puesto como objetivo cerrar este ejercicio con la venta de activos inmobiliarios valorados en 400 millones. Mientras que CaixaBank, a través de su división inmobiliaria, Servihábitat, continúa, al menos desde el mes de febrero, con su campaña «pon tú el precio», lema con el que anima a los potenciales compradores a hacer ofertas agresivas y, conseguir, de esta manera, liberarse de su cartera de casas.
 
Las entidades más pequeñas no se quedan atrás. Banca Cívica celebró hace unos días una feria inmobiliaria propia de manera simultánea en Sevilla, Burgos, Pamplona y Tenerife, con descuentos de hasta un 40 por ciento.
 
Y hay otras entidades que utilizan las ferias periódicas para mostrar su «stock». Por ejemplo, en el Barcelona Meeting Point que se acaba de celebrar, el grueso de la oferta era la que presentaban los bancos, tanto la que tienen ya adjudicada, como la que han financiado a promotores. Ayudarles a ellos es ayudarse a sí mismos. Además de las antes mencionadas, también actúan fuerte CatalunyaCaixa o Bancaja Hábitat. La primera, con ganchos como la financiación, además de asumir los gastos de compra. La segunda ha realizado «road shows» inmobilarios en toda España en los últimos meses, además de con el «outlet» con viviendas seleccionadas a bajo precio, para que «te las lleves puestas».

Viviendas embargadas

El portal Pisosembargadosdebancos.com, advierte que en un par de años el número de viviendas embargadas puede llegar a las 600.000, es decir, el triple de las existentes en estos momentos. Ello implicará que el 40 por ciento de las transacciones que se produzcan en ese momento serán de viviendas embargadas, frente al 4 por ciento actual. Y las mayores exigencias de capital que tendrán que cumplir las entidades invitan a vender activos, como comenta Nagore Díez, de Norbolsa. La mejora de los ratios puede venir por el refuerzo del capital, pero también con la reducción de los activos con más riesgo, como el «ladrillo».

publicidad
publicidad