Finanzas.com

Recordar mis datos | 縊lvidaste tu contrase馻?

DESAHUCIO EXPRES

Ventajas fiscales y subvenciones: las recetas del Gobierno para incentivar el alquiler

CRISTINA CASILLAS

Los arrendadores se siguen beneficiando de una exenci髇 del 100%

El Gobierno pretende hacer del alquilar su gran apuesta en materia de vivienda. Si bien se sabe que el stock de viviendas sin vender ronda las 800.000, no hay estad韘ticas que recojan el n鷐ero de viviendas vac韆s que podr韆n ser susceptibles de ser alquiladas y que elevar韆n la oferta inmobiliaria hasta el 40%, tal y como pretende el Ejecutivo.

Son muchos los temores de los propietarios a arrendar sus viviendas vac韆s: inquilinos morosos, da駉s o penalizaciones fiscales, entre otros. Sin embargo, el Gobierno ha actuado en consonancia y ha puesto en marcha una serie de ayudas tanto para el propietario que se decidan a alquilar como al que busca una vivienda en alquiler.

As, la nueva fiscalidad de la vivienda en Espa馻 tiene un gran vencedor: el alquiler de casas. Los arrendatarios se podr醤 deducir hasta 17.000 euros por alquilar una vivienda. Esta deducci髇 es compatible con la Renta B醩ica de Emancipaci髇. Para beneficiarse los ingresos anuales deben ser inferiores a los 28.000 euros brutos anuales.

Los arrendadores se siguen beneficiando de una exenci髇 del 100% cuando alquilen a menores de hasta 35 a駉s. En el caso de que los inquilinos sean mayores de 35 a駉s, la deducci髇 ser del 50%.

Cerca de 170.000 J髒enes se benefician de la Renta B醩ica de Emancipaci髇 -ayuda al alquiler de 210 euros mensuales para j髒enes de entre 22 y 30 a駉s-, seg鷑 datos facilitados hoy por el Ministerio de la Vivienda. La ayuda incluye 600 euros de pr閟tamo de fianza (que hay que devolverla cuando finalice el contrato) y 120 euros para los gastos de aval. La duraci髇 es de cuatro a駉s, consecutivos o no.

Entre los requisitos, adem醩 de la edad, es necesario disponer de unos ingresos regulares, con un tope m醲imo de 22.000 euros brutos anuales, llevar al menos 6 meses trabajando y tener un contrato de alquiler. En el caso de compartir piso, los 210 euros se repartir醤 a partes iguales entre los inquilinos del mismo.

Adem醩, el inquilino puede aprovecharse de una deducci髇 del 40% de la renta anual con un l韒ite de 3.200 euros por vivienda y una duraci髇 m醲ima de 2 a駉s. Para ello, no debe exceder los 35 a駉s, tener unos ingresos anuales que no excedan 2,5 veces el IPREM o nivel m韓imo que establece el Gobierno para conceder ayudas (532,51 euros al mes) y la superficie de la vivienda no supere los 90 metros cuadrados.

Para Miguel 羘gel Alemany, director del portal inmobiliario pisos.com, "en lo referente a las ayudas al alquiler se han realizado un par de modificaciones interesantes dentro de la Ley de Econom韆 Sostenible relativas a la edad del inquilino y al porcentaje por el que deben tributar los propietarios. Tambi閚 se han modificado los niveles de renta del inquilino para deducir en su declaraci髇 de la renta. todos estos movimientos est醤 dirigidos a revitalizar un mercado que a鷑 est lejos de las referencias de otros pa韘es europeos, donde un 40% de la poblaci髇 vive de alquiler. Se espera que en 2010 el porcentaje actual del 18% crezca hasta el 20%".

Ayudas para reforma y desahucio expr閟

Asimismo, el Ministerio de Vivienda, a trav閟 de las Comunidad o Ciudad Aut髇oma, subvenciona al propietario los gastos para asegurar contra posibles impagos y desperfectos por un importe m醲imo de 6.000 euros. Para ello, debe tener una vinculaci髇 al arrendamiento por un periodo m韓imo de 5 a駉s y la renta m醲ima debe de ser el 5,5% del precio legal de referencia.

Si el arrendatario tiene la mala suerte de dar con inquilino moroso, el Gobierno aprob a finales de 2009 el "desahucio expr閟". Esta ley busca agilizar los tr醡ites judiciales que el propietario de una vivienda debe afrontar en este tipo de situaciones.

La llamada Ley de Medidas de Fomento y Agilizaci髇 Procesal del Alquiler y Eficiencia Energ閠ica de los Edificios reduce de dos meses a uno el plazo que debe transcurrir entre el momento en el que el arrendador exige por requerimiento el pago de las deudas atrasadas y el momento en que puede presentar una demanda. En este sentido, el inquilino puede evitar la demanda si paga todas las mensualidades atrasadas en este periodo.

Adem醩, s髄o ser necesaria la sentencia condenatoria para ejecutar el desahucio en el d韆 y hora marcados, mientras que el demandante podr condonar toda o parte de la deuda si el inquilino la desaloja de forma voluntaria en el plazo que establezca el arrendador, periodo que no puede ser inferior a quince d韆s.

Adem醩, se ampl韆n los supuestos en los que no procede la pr髍roga obligatoria del contrato de alquiler, que tiene una duraci髇 de cinco a駉s. Entre estos requisitos, destaca la posibilidad de que el propietario rescinda el contrato si necesita ocupar la vivienda para uso propio, pero tambi閚 para el de sus padres, hijos o c髇yuge en los casos de sentencia firme de divorcio o nulidad matrimonial, siempre que as conste en el contrato.

En cuanto al desahucio expr閟, desde pisos.com apuntan que "vemos la aprobaci髇 de esta normativa como una iniciativa muy positiva para impulsar el mercado del alquiler. Se incrementar la seguridad jur韉ica de los propietarios que pongan sus viviendas en arrendamiento y tambi閚 se agilizar醤 los tr醡ites judiciales que implican la recuperaci髇 de la propiedad", seg鷑 Alemany.

Una de las razones que ha motivado esta medida es que los due駉s se enfrentaban a tr醡ites costosos que parec韆 que no iban a acabar nunca, impidi閚doles amortizar sus alquileres y coloc醤doles en una situaci髇 de inseguridad e incertidumbre. Ahora, se acortar de dos meses a uno el plazo para presentar la demanda por impago.

Asimismo, esta ley tambi閚 quiere garantizar los derechos del inquilino. En ella no se establece ning鷑 plazo m醲imo si el ocupante decide desalojar la casa voluntariamente, por lo que puede alargarse hasta un a駉. Adem醩, durante este tiempo el inquilino puede enervar el desahucio, es decir, pagar su deuda -incluso el mismo d韆 del juicio- para anular el auto de desahucio, aunque s髄o puede hacerse una vez.

Con esta ley se quiere aumentar la confianza de los propietarios y de los inquilinos para que suba el n鷐ero de pisos en alquiler. As, cuando suba la oferta, bajar醤 los precios, aumentar la demanda y se reducir el excedente de viviendas vac韆s. No obstante, para que realmente sea efectiva, el Gobierno debe asegurar que los juzgados tengan suficientes medios humanos y materiales.

Repunta el precio del alquiler

Con todo, el precio medio del alquiler de una vivienda subi un 1,5% en enero, medio punto porcentual por encima del Indice General de Precios de consumo (IPC), situ醤dose en la tasa m醩 baja desde 2002, a駉 en que comienza la serie hist髍ica del Instituto Nacional de Estad韘tica (INE).

En tasa intermensual, el 韓dice general descendi un 0,1% en el mes enero, frente al estancamiento de los precios de los alquileres si se comparan con el cierre de 2009.

Por comunidades aut髇omas, el precio de los alquileres subi en todas las regiones menos en Navarra,

publicidad
publicidad