Vocento 15 años 17 de Diciembre, 15:02 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Revolución digital

La banca del Ibex apuesta por el 4.0

La penetración de la banca digital en España alcanzaba al 43 por ciento de la población a finales del 2016, un 4 por ciento más que en 2015, según Eurostat. El número de usuarios españoles se situó en el entorno de los 14,8 millones en diciembre del pasado año, 1,2 millones más que en 2015. Comparativamente, estas cifras no son buenas, ni en penetración ni en crecimiento, ya que en Holanda la penetración de la banca online es de un 85 por ciento; en Reino Unido es de un 64 por ciento y en Francia del 59 por ciento. 

No obstante, según un informe del Instituto de Estudios Bursátiles (IEB), hay razones para creer. España lidera, junto a otros países, en nivel de penetración del uso de «smartphones» para conectarse a internet, que es utilizado por el 71 por ciento de la población. La banca española ya sabe que debe aprovechar esta fortaleza para aumentar la penetración de la banca online y por ello se han puesto manos a la obra para realizar este cambio cultural y organizativo. 

Todo ello, hay que tener en cuenta que se debe producir dentro del contexto de reestructuración continua del sector bancario, con procesos de concentración, con retos que responder -como los bajos márgenes-, la eficiencia, la regulación y supervisión, procesos legales de reclamaciones o la sobrecapacidad de la industria.

Santander 

El primer banco por capitalización bursátil de España ha impulsado su transformación digital a través de la mejora de la experiencia de sus clientes mediante diferentes canales, con el foco puesto en la banca móvil, la digitalización de los procesos y el rediseño de los principales «customer journey». El banco de Ana Botín también se ha preocupado por realizar un cambio cultural, con nuevas formas de trabajar, a través del uso de herramientas y metodologías colaborativas y centrándose en la innovación. Estas características, junto al desarrollo tecnológico constituyen los pilares estratégicos del Grupo Santander. Tienen como objetivo responder a los nuevos retos derivados de la revolución digital, centrándose en la «excelencia operativa y experiencia del cliente».

BBVA

Un buen exponente del alcance de la transformación digital de BBVA es el número de clientes que se relacionan con la entidad a través de sus canales digitales. A cierre de junio, suman ya casi 20 millones, con un crecimiento del 22 por ciento en el año. Casi 14,5 millones de estos, son clientes móviles, con un crecimiento del 42 por ciento. Esto se traduce, a su vez, en que los clientes adquieren cada vez más productos a través de canales digitales como el móvil. Estos datos demuestran que los clientes acompañan su estrategia de digitalización, como también lo es que la app de banca móvil de BBVA en España haya sido distinguida como la mejor del mundo, según Forrester.

Caixabank

Si los datos de BBVA son para tenerlos en cuenta, los de CaixaBank no se quedan atrás y es que a cierre de junio de este año, la entidad contaba ya con 5,5 millones de clientes online activos en Línea Abierta y más de 3,9 millones de clientes de banca móvil. Además, el banco asegura que es líder en medios de pago en España y que fue uno de los pioneros internacionales en apostar por la emisión de tarjetas contacless. CaixaBank también destaca que innovó con los primeros weareables para pagar, que también fue de los primeros en apostar por los pagos móviles NFC y que fue el primer banco en introducir Samsung Pay. En otros ámbitos de transformación digital apuestan por el big data, dentro de su programa estratégico 2015-2018, por nuevos servicios fintechs, como 'Mis Finanzas' (un servicio digital para la gestión de ingresos y gastos personales) y por la inteligencia artificial.

Bankia

Como ellos mismos dicen, su realidad ya es multicanal. El número de operaciones transaccionales que se realizan actualmente en sus oficinas ya representan menos del 10 por ciento del total.
Otro dato que ejemplifica este cambio es que en los doce últimos meses casi el 40 por ciento de las operaciones transaccionales se realizaron por móvil, diez puntos más que lo que mostraba hace un año. El 40 por ciento del crédito al consumo se contrata ya fuera de las oficinas, cuando hace un año suponía el 34 por ciento; y el 9 por ciento de sus nuevos clientes se han dado de alta por canales digitales. El lanzamiento de la 'Cuenta on', que exime para siempre del pago de comisiones, es la razón fundamental para que eso haya sido así. Otro dato: el 12,3 por ciento del conjunto de ventas de productos (excluyendo operaciones transaccionales o de operaciones de servising) se han realizado por internet, lo que supone un incremento en términos absolutos del 57 por ciento respecto a las cifras de hace un año.

Bankinter

Estos son sus datos por tipología de cliente: el 91 por ciento son digitales, es decir, utilizan siempre o con asiduidad los canales digitales. En torno al 30 por ciento de los clientes solo utiliza la vía digital para su relación con el banco y el 61 por ciento es mixto (usa normalmente los canales digitales, pero alguna vez hace una transacción o consulta por teléfono o en la oficina). Aunque son buenas cifras, el elemento que más destaca en la entidad naranja es Coinc, la plataforma digital de ahorro, dirigida sobre todo a clientes jóvenes. A final de año, su saldo ascendía a 1.297 millones de euros, un 30 por ciento más, y el número de clientes se elevó a 111.179, lo que representa una subida del 34 por ciento. La plataforma se consolida como un servicio digital dirigido a la captación de clientes con un perfil diferente a los del banco, siendo dos tercios de los clientes captados menores de 44 años.

Banco Sabadell 

El compromiso con la transformación digital y la puesta a disposición de los clientes de nuevos servicios remotos han facilitado un incremento del número de clientes digitales, que se sitúa en el 7 por ciento, hasta los 4,2 millones. El 85 por ciento de las transacciones en España se realiza por canales remotos. La apuesta por el 4.0 se hace patente con el hub de negocios digitales Innocells, un modelo de innovación colaborativa que busca acelerar el desarrollo de nuevos productos y servicios digitales. Otro hito ha sido la creación de Red Lyra, la red blockchain multisectorial, de la que el banco ha sido fundador. Se trata de un consorcio multisectorial de empresas innovadoras en sus diferentes sectores que desarrollan nuevos sistemas y servicios para que, por ejemplo y entre otras cosas, cualquier persona o empresa en España pueda identificarse digitalmente de forma segura.