Vocento 15 años 12 de Diciembre, 05:26 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Un alemán restaura edificios con piezas de Lego

COMUNICAE

Jan Vorman es un ciudadano de nacionalidad alemana que ha puesto en práctica una innovadora manera de arreglar edificios: utilizar piezas de Lego

Jan Vorman es un ciudadano de nacionalidad alemana que ha puesto en práctica una innovadora manera de arreglar edificios: utilizar piezas de Lego


Los edificios deteriorados dañan enormemente la imagen de las ciudades, y hacen que para turistas y habitantes su vista sea desagradable. A menudo, en entornos preciosos aparece un edificio cuyos dueños tienen abandonado y que a medida que pasa el tiempo no para de deteriorarse. En estos casos, la administración no suele hacerse cargo de ese tipo de edificios, y si los dueños no aparecen no hay solución posible.

Pero eso era hasta que Jan Vorman ha entrado en escena: con piezas de Lego está arreglando rincones concretos de diferentes edificios. Con esto, más que arreglar los edificios en sí, lo que pretende es llamar la atención sobre la problemática que causan este tipo de edificios. No lo hace solo, sino que le ayudan voluntarios e incluso galerías de arte, con lo cual el impacto de sus acciones es mayor.

El mensaje que manda este alemán es claro: hay que arreglar ese tipo de edificios que afean las ciudades y de los que nadie quiere hacerse cargo. Y usar piezas de Lego es solo una manera original de llamar la atención.

Porque, evidentemente, no se trata de arreglarlos a base de estas piezas de plástico, sino de hacerlo mediante reformas profundas que eviten su deterioro y que, al menos, sirvan para asegurar que no se derrumben y para adecentar su vista externa.

Para esto último es muy importante conseguir una buena calidad en la pintura exterior, la cual se puede obtener utilizando pistolas para pintar que hagan que el reparto de la pintura sea bueno y permanente, para que el edificio no luzca tan envejecido ni deteriorado.

Estas pistolas pueden ser tanto manuales como automáticas, con lo cual son ya un tipo de herramientas perfectas para dar un acabado profesional a la pintura de cualquier tipo de pared, adaptándose también a todos los diferentes materiales y texturas.

El cambio que experimenta cualquier edifico tras una buena pintura es enorme. Tenerlo bien pintado da imagen de limpieza, de higiene, de seguridad y aumenta el valor de mercado del edificio en su conjunto. Por todo ello, cada vez se tiene más claro que invertir en pintura siempre es una buena decisión.

En edificios que además están deteriorados la pintura puede obrar milagros, haciendo que su aspecto exterior sea muy diferente de lo que lo es su estado de conservación, con lo cual se consigue que si no se dispone de una solvencia económica como para arreglar el edificio en su totalidad al menos si se pueda mejorar su aspecto exterior.

Al fin y al cabo, a todo el mundo le gusta pasear por la ciudad y ver que los edificios se encuentran en buen estado de conservación, sin humedades, sin pinturas que se caen a trozos, etc. Y para ello es muy importante que se dediquen esfuerzos para mantenerlos en buen estado.

Fuente Comunicae

publicidad
publicidad
publicidad