Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

fondos y planes

¿Qué fondos ocupan el trono del reino del ahorro en España?

Los fondos conservadores han quitado el trono a los productos más atrevidos en el reino habitado por los ahorradores españoles. Para comprobarlo, basta con ver los datos de flujos en lo que va de año: en cuatro meses, los fondos monetarios han captado 1.349 millones de euros, los de renta fija mixta internacional, 980 millones, los de renta fija euro a largo plazo, 783 millones y los de renta fija de corto plazo, 572 millones. Sin contar los garantizados, que acumulan casi 600 millones de euros en flujos de entrada. 

En total, unos 4.300 millones en entradas netas, en un periodo en el que en general el sector de fondos ha sufrido reembolsos de casi 700 millones, debido a las salidas de dinero de los fondos con mayor riesgo, o percibidos como tal, principalmente retorno absoluto (1.800 millones) y las diferentes categorías de renta variable, con salidas superiores a los 3.000 millones de euros.

Y estas preferencias se trasladan a fondos muy concretos, sobre todo monetarios y de renta fija, pero también incluyen deuda flotante, así como productos dinámicos, flexibles y mixtos o perfilados, fondos que invierten en renta variable y otros que se posicionan por tendencias de largo plazo. Entre los productos que más han captado el interés de los inversores destacan una decena de fondos de las grandes gestoras españolas. En estos últimos cuatro meses, y con datos hasta el 10 de abril, destacan productos de cuatro gestoras: CaixaBank Asset Management, Santander Asset Management, Ibercaja Gestión y Kutxabank, según los datos de VDOS. Son las entidades que gestionan y comercializan los vehículos con más éxito en lo que va de año.

La diversificación de CaixaBank AM

CaixaBank AM, la mayor gestora de fondos española, sitúa cinco de sus fondos en el top 15 de productos más vendidos en España desde comienzos de año, y con distintos perfiles: desde monetarios, hasta fondos de renta fija flexible, productos que invierten por tendencias y también de renta variable. 

El de mayor éxito es el CaixaBank Rendimiento Monetario, con entradas superiores a los 800 millones de euros (con datos de VDOS desde el 1 de enero al 10 de abril) y un patrimonio que roza los 2.000 millones. «La ralentización del crecimiento a nivel mundial unida al discreto comportamiento de los activos de riesgo en 2018 ha provocado una bajada del riesgo de las carteras en beneficio de fondos con una vocación más conservadora», explica Jorge Colomer, responsable de productos y servicios de CaixaBank AM. Sobre el fondo, el experto cuenta que la estructura del fondo siguió ampliando la diversificación de emisores y países, y aumentó la sobreponderación en aquellos activos de crédito con buenos fundamentales que habían sufrido ampliaciones al final del año pasado. «En definitiva, el fondo continúa durante este año batiendo a sus índices de referencia presentando rentabilidades positivas para sus partícipes en un mercado con tipos cortos muy negativos», añade.

El éxito de los fondos monetarios, no obstante, se enmarca en un contexto regulatorio más estricto en el que algunas gestoras están optando por liquidar sus gamas y convertirlas en vehículos de renta fija. 

Además de CaixaBank Monetario Rendimiento, otros fondos despuntan entre la oferta de la mayor gestora española: el segundo por captaciones es CaixaBank Renta Fija Flexible, con más de 400 millones en entradas desde enero, del que Colomer destaca su capacidad de adaptación a los diferentes entornos de mercado. «Dada su flexibilidad, puede invertir en un amplio abanico de activos de renta fija e implementar diferentes estrategias. En lo que llevamos de 2019 los mercados han pasado del pesimismo con que cerramos el 2018 a un optimismo creciente motivado por la evolución de los mismos factores (mensaje de los bancos centrales, Brexit,...)». Y el fondo ha venido ajustándose a estas circunstancias. «Hemos gestionado los niveles duración de más a menos a medida que disminuían los niveles de rentabilidad de los bonos. A principio de año tuvo inversiones en bonos americanos, tanto nominales como ligados a la inflación que ya hemos cerrado. En la eurozona la apuesta ha sido más por periferia intercambiando el peso entre Italia y España en función de nuestras expectativas. También hemos realizado estrategias sobre el aplanamiento de la curva americana, ya cerradas. El otro gran protagonista de las carteras ha sido el crédito, que es ahora nuestro activo favorito, especialmente la deuda de emisores no financieros», añade el experto. En resumen, dinamismo y capacidad de adaptación son sus dos características principales. 

CaixaBank Selección Tendencias, con más de 200 millones en entradas, es un fondo que ofrece la posibilidad invertir en las áreas con mayor potencial de crecimiento. «Nuestro objetivo es ofrecer al cliente un producto consistente identificando tendencias que, sin importar el ciclo económico, van a aportar valor a largo plazo». Desde el lanzamiento de la estrategia, cada tendencia es implementada a través de diferentes ideas de inversión tácticas entre las que actualmente destacan «innovación sanitaria» por el ahorro de costes que puede suponer dentro del sector salud, la inversión en marcas de «lujo y ocio» por la alta demanda derivada del crecimiento de países asiáticos o el desarrollo de nuevas «energías limpias» impulsadas por el reto que supone la lucha contra el cambio climático.

Por su parte, CaixaBank Bolsa Selección Europa, con más de 200 millones en suscripciones netas desde enero, selecciona y combina los mejores fondos de bolsa europea de gestoras internacionales y es una de las excepciones en un entorno de alta preferencia de los inversores por vehículos conservadores. «El valor añadido del fondo reside en la gestión activa, en la que modulamos los pesos de los fondos según el entorno de mercado. Ahora estamos invertidos en once fondos, asignando un mayor peso a los que se engloban dentro de la estrategia valor, donde vemos mayor potencial de retorno. El fondo se apoya en las capacidades de selección de fondos de terceros que llevamos desarrollando en CaixaBank AM desde el año 2001. Es un proceso riguroso, propio y que está en constante evolución y mejora», explica Colomer.
Por último, CaixaBank Destino 2022 es un fondo «target» que se crea como complemento de un producto de seguros destinado a partícipes que inician su jubilación en el año 2022. «El fondo tiene una gestión anual de cada clase de activo modificando su composición con el objetivo puesto en el horizonte 2022. Uno de los grandes atractivos del fondo es su diversificación por clase de activo y dentro de cada clase, una diversificación geográfica», explica Colomer. En su opinión, la composición de una cartera de renta variable diversificada junto con una cartera de renta fija que invierte en gobiernos, crédito, mercados emergentes y high yield logra una composición óptima en cuanto a correlaciones. A su vez, el fondo invierte en retorno absoluto y materias primas para aprovechar toda la evolución del ciclo. «Por último, el hecho de dejar abierta la divisa de cada activo suaviza y descorrelaciona en momentos de incertidumbre», añade el experto.

En general, Colomer explica que los fondos destacados ponen en valor la capacidad y experiencia de los distintos equipos de gestión de su gestora, para estar cerca de las necesidades de los clientes y adaptarse a un entorno de mercados complejo: «En un contexto de ralentización del crecimiento global, con bajas rentabilidades de los activos más conservadores y un 2018 complicado para los activos de riesgo, ponemos el foco en proporcionar soluciones de inversión, tanto a nivel de gestión como a nivel de producto. Los fondos mencionados son un buen ejemplo de estos atributos, donde hay que destacar el talento del equipo de gestión y nuestra orientación al cliente», apostilla. 

Ibercaja: el triunfo de los perfilados y la renta fija

Por su parte, en Ibercaja Gestión triunfaron básicamente tres fondos: el garantizado Ibercaja 2027 Garantizado, con captaciones de 170 millones de euros; Ibercaja Renta Fija 2022, con más de 180 millones en entradas netas, y sobre todo el perfilado Ibercaja Gestión Evolución, que superó los 200 millones de enero a abril. «Los fondos perfilados son carteras diversificadas de fondos adaptadas a las distintas tipologías de inversor, con el objetivo de conseguir mejores resultados. Se busca obtener una buena rentabilidad minimizando los riesgos. El equipo gestor elige en cada momento la distribución de activos y los fondos que componen la cartera, todo ello con una inversión inicial mínima por parte del inversor», comenta Beatriz Catalán, gestora del fondo Ibercaja Gestión Evolución. 

En concreto, se trata de un fondo de fondos mixto de renta fija internacional que invierte en fondos de inversión de renta fija y variable principalmente del Grupo Ibercaja diversificando en los mercados internacionales más significativos. La inversión máxima en renta variable se sitúa en el 30 por ciento. El fondo está destinado a inversores de perfil moderado que busquen mediante un único producto la presencia simultánea de diversas IICs evitando la complejidad que supone la titularidad simultánea de distintos fondos de inversión. La estrategia ofrece acceso a una cartera de renta variable y renta fija internacional con importante representación de fondos centrados en el mercado europeo, pero sin descuidar los beneficios de una diversificación, tanto por activo como por exposición geográfica y de divisas. En la actualidad, mantiene una exposición del 27 por ciento a renta variable y del 16 a divisa extranjera. 

«Las carteras de nuestros perfilados, y en concreto de Ibercaja Gestión Evolución, consiguen en el acumulado del año capturar un porcentaje de la subida de la bolsa ligeramente superior a lo que les correspondería por su exposición real a activos de riesgo. La diversificación de activos, geográfica y estar invertidos en algunos de los sectores con mejor comportamiento en el trimestre (tecnológico, consumo o sanidad) ha permitido a las perfilados recuperar en tan sólo un trimestre la práctica totalidad de las caídas que acumularon los perfilados en 2018», explica la gestora. 

«Seguimos apostando por la diversificación de las inversiones mediante la utilización de la gama de perfilados. Estos productos son una fórmula óptima para canalizar y optimizar el ahorro; siempre teniendo en cuenta que el periodo medio de maduración de estas inversiones (con mayor nivel de riesgo) es de medio y largo plazo. Nuestra intención es continuar llevando a cabo una gestión prudente de las carteras con una amplia diversificación geográfica y sectorial acompañada de una gestión activa de los rangos de exposición a activos de riesgo», apostilla.

Entre los vehículos de la entidad que más dinero están captando este año también está Ibercaja Renta Fija 2022, un fondo abierto de renta fija con la única peculiaridad que su cartera (cien por cien deuda pública italiana) vencerá en su totalidad en septiembre de 2022. Por tanto, la rentabilidad que obtendrán los partícipes será fácilmente predecible. En concreto, la que cotice el bono de referencia en cada momento menos las comisiones del fondo. «Desde luego, la situación de la economía italiana está lejos de ser la ideal. Es cierto que las políticas populistas de gobierno de coalición están incrementando el riesgo de deterioro de las cuentas públicas del país y eso está condicionando el ánimo de los inversores, lo que a su vez ha propiciado que se vea una fuerte penalización de la deuda italiana desde el pasado mes de mayo. Sin embargo, a nuestro juicio, el mercado está sobre reaccionando», comenta el gestor Miguel López Ferrero. Bajo este contexto, es cierto que aunque el fondo puede tener volatilidad, ofrece una oportunidad única para invertir con rentabilidades atractivas y puede ser aprovechado para inversores que comprendan el riesgo y tengan un horizonte de inversión similar al plazo del fondo (cuatro años), defiende. «Dado el atractivo binomio rentabilidad riesgo que ofrece el fondo a día de hoy creemos que es una excelente opción para formar parte de carteras diversificadas», asegura.

Santander AM: el poder de la renta fija y los flotantes

Entre la oferta de Santander AM, destacan fondos de renta fija, incluidos bonos flotantes. En primer lugar, el Santander Cumbre 2024, con captaciones superiores a los 500 millones de euros, es una IIC de gestión pasiva que busca como objetivo, no garantizado, obtener a día 6 de noviembre de 2024 la inversión inicial a 28 de febrero (o inversión mantenida), más cinco reembolsos anuales obligatorios del 0,40 por ciento sobre la inversión inicial, en distintas fechas. Adicionalmente en el último reembolso se podrá obtener un 1 por ciento de rentabilidad si la media aritmética de los precios de cierre del Ibex 35 de los días 21, 22 y 23 de noviembre de 2024 es igual o mayor al precio de cierre del índice el 28 de febrero. La estrategia invertirá en deuda pública emitida o avalada por estados de la UE, comunidades autónomas, liquidez y hasta un 35 por ciento en renta fija privada de la UE (incluyendo depósitos y cédulas hipotecarias, pero no titulizaciones) cotizada en mercados de la OCDE, con una duración similar a la de vencimiento de la estrategia.


Santander Renta Fija Flotante, con entradas de más de 300 millones, es un fondo de renta fija euro dirigido a clientes que quieran invertir en emisiones a tipo de interés variable o flotante y con un horizonte temporal de al menos un año. El fondo invierte, tanto directa como indirectamente a través de IICs (con un máximo del 10 por ciento del patrimonio) en renta fija pública y/o privada de emisores y mercados de la OCDE. Como mínimo la mitad de la exposición total está invertida en emisiones a tipo de interés variable o flotante, entendiendo éstas como aquellas emisiones cuya rentabilidad y cupón están ligados a la cotización o evolución de un índice de tipos de interés con revisión periódica (Euribor, Libor, Eonia...) 


SPB RF Corto Plazo es otro de los productos de éxito de la gestora: se trata de un fondo de renta fija euro que invierte en renta fija pública y/o privada (con hasta un 20 por ciento en depósitos), con preferencia por la zona euro, pero sin descartar el resto de Europa y otros países de la OCDE. La duración media de la cartera es inferior a dos años.


Por último, Santander Rendimiento, con entradas cercanas a los 200 millones, es un fondo de renta fija euro, dirigido a clientes con perfil conservador, que invierte en renta fija pública -emisiones de los Tesoros de la zona euro- y privada -emisiones en euros de compañías domiciliadas en la OCDE-, sin determinar porcentajes

Ya fuera de dicha gestora, entre los ganadores también destaca Kutxabank Bono, un fondo de renta fija euro que invierte en renta fija, en emisores y mercados de la OCDE.
 Los activos tienen calidad crediticia alta (rating mínimo A-) y media (rating entre BBB+ y BBB-) o igual al del Reino de España en cada momento, si ésta fuera inferior. No obstante, puede invertir un máximo del 25 por ciento de la exposición total en activos con calificación crediticia inferior en tres escalones a la del Reino de España (si ésta fuera inferior a A-) es decir, baja, según su folleto de inversión.


publicidad
publicidad