14 de Diciembre, 23:02 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

fondos

De EAFIs a gestoras: ¿una evolución natural?

Alicia Miguel Serrano

Los requisitos regulatorios, las exigencias que impone su crecimiento y la naturaleza de algunas firmas están llevando a las EAFIs a una reflexión sobre su identidad:

Los proyectos de sociedades gestoras de instituciones de inversión colectiva siguen aumentando en número en España, al calor del buen entorno económico de los últimos años y como resultado del carácter emprendedor de los profesionales españoles. En concreto, más de 10 han surgido en lo que va de año. «En España tenemos gestores con mucho talento y la gestión independiente está creciendo. En la medida en que estas dos realidades se van desarrollando, es probable que aumente el número de gestoras», dice José Costales, socio fundador de Abaco Capital. Pero también sus filas se están engrosando con entidades que deciden transformarse en gestoras de IICs desde otras figuras anteriores, como EAFIs o empresas de asesoramiento financiero, desde las que asesoraban normalmente algún vehículo de inversión.

Y, como contraparte, el número de EAFIs está disminuyendo en España, dado que las de nueva creación son incapaces de contrarrestar el número de aquellas que deciden fusionarse o integrarse -con idea de generar economías de escala en un entorno que exige mayores gastos, entre otros temas por los desafíos que presentan los nuevos requisitos regulatorios y la digitalización-, o aquellas que deciden dar el paso y convertirse en otras figuras, principalmente agencias de valores o gestoras.

En los últimos tiempos son varias las que han decidido seguir esta senda y pasar de ser una empresa de asesoramiento financiero a una gestora de IICs, una evolución natural debido a la naturaleza de la actividad que realizan, a las exigencias de su crecimiento, o también fruto del nuevo entorno regulatorio. «El trabajo que genera el cumplimiento normativo en una EAFI es mucho y llega un momento en que, cuando ganan tamaño, valoran la posibilidad de adoptar otra forma, como gestoras de IICs o agencias de valores. Ambas figuras permiten tener un programa de actividades más amplio, y pueden tener agentes, por lo que se pueden hacer más cosas y tener más fuentes de ingresos», explica Carlos García Ciriza, presidente de Aseafi.

Entre las que dan el paso a ser gestoras, suelen ser entidades con una actividad muy concreta, EAFIs que asesoraban, bajo esa figura, algún vehículo de inversión, y ven la conversión como un paso natural. «Las EAFIs que eligen la gestora suelen tener un modelo de negocio más orientado a la gestión, como por ejemplo las que tienen contratos de asesoramiento con fondos y sicavs que están ubicados en una gestora. De este modo se pasa de asesorar un vehículo a gestionarlo. La gestora permite también asesorar y gestionar carteras, por lo que a veces se convierte en el vehículo más versátil para el desarrollo del negocio», añade García Ciriza.
Rafael Valera, CEO de Buy & Hold, entidad que ahora es gestora y antes era EAFI, habla de dos tipos de transformaciones: «Las EAFIs que hacían gestión/asesoramiento, discrecional de carteras de fondos y cobraban retrocesiones, y que deciden transformarse en gestoras para vehiculizar estas carteras en fondos de fondos de inversión, y los que gestionaban-asesoraban vehículos. En ambos casos la figura de gestora se adapta mejor a su actividad», explica.

Las conversiones más recientes

Entre las conversiones más recientes, Sássola Partners EAFI, capitaneada por Miguel Irisarri y José María Loinaz, ha pedido permiso a la CNMV para su transformación y su idea es que la gestora esté operativa el próximo 2 de enero. Según explica Irisarri, el motivo es convertirse en selectores de gestores de referencia en España, algo para lo que tienen mejor cobertura con la figura de gestora. «En ese proyecto, la EAFI es una licencia que se queda pequeña a partir de cierto tamaño

También Serfiex se ha convertido recientemente en gestora, con el nombre de Universe AM y la idea de especializarse en gestión pasiva. Con Rafael García Romero y José Diego Alarcón al frente, el cambio y la creación de la nueva entidad se explica por su deseo de crear la «primera gestora española centrada en gestión pasiva». Y los planes de lanzamiento ya están sobre la mesa: «Las primeras IICs que promocionaremos serán de renta variable, bonos corporativos y bonos del gobierno mundiales que permitirán replicar la cartera de mercado, la composición de la cartera agregada de todos los inversores del mundo», dice Alarcón.

También este otoño, 360 CorA EAFI hizo la solicitud a la CNMV e inició el proceso para su transformación en sociedad gestora de instituciones de inversión colectiva. «Después de 10 años como EAFI y del fuerte crecimiento de los último seis, hemos visto que era el paso natural para poder satisfacer todas las necesidades de nuestros clientes», explica Pablo Uriarte, socio de la EAFI. «Como gestora, aparte de seguir asesorando a clientes de manera personalizada como hasta ahora, podremos tener mandatos de gestión discrecional de carteras y gestionar vehículos propios. Adicionalmente, creemos que con nuestro tamaño, capacidades y propuesta de valor, existe la oportunidad de ser un foco de atracción de profesionales que quieran desarrollar su carrera profesional desde la independencia. Aparte de otras EAFIs o banqueros, la figura de gestora permite la incorporación de agentes, situación que no se puede dar desde una EAFI».

En el pasado...

Altair fue otro de los casos más sonados. A principios de 2018, la CNMV autorizaba su transformación en gestora de IICs, culminando un plan de crecimiento que empezaba meses atrás con la incorporación de nuevos profesionales a la firma, el lanzamiento de nuevos fondos (Altair European Opportunities) y la conversión en agencia de valores como paso previo para su transformación definitiva en gestora. «En nuestro caso concreto fue el paso lógico. La esencia del negocio de Altair Finance era el asesoramiento de vehículos de inversión, por lo que el paso de asesoramiento a gestión tenía todo el sentido para nosotros. La figura de la gestora encaja mucho mejor con nuestro negocio. La figura de la EAFI se quedaba demasiado limitada», comenta Antonio Cánovas del Castillo, su presidente.

En febrero llegó la autorización para la EAFI de Girona GInvest, con Jordi Justicia, Carles Planas y Francesca Maset al frente. «El hecho de tomar la decisión de transformar la EAFI vino provocada por la necesidad de adaptar nuestro modelo de negocio al nuevo entorno regulatorio, incrementando nuestras capacidades de servicio sin tener que depender de terceros para dar todo tipo de soluciones de inversión a nuestros clientes. Nos transformamos en gestora con la motivación de dar un servicio integral al cliente y no ser únicamente una «fábrica de productos». Si bien el pasado octubre lanzamos nuestra propia gama de perfilados, nuestro programa de actividades incluye, aparte de la gestión de instituciones de inversión colectiva, otras actividades como la gestión discrecional de carteras, el asesoramiento financiero personalizado y la comercialización de fondos propios y de terceros», explica Justicia.

En 2017 ya dio el salto Buy & Hold, que pasó de ser EAFI a la gestora del mismo nombre. «Nuestra principal motivación es lograr la máxima independencia posible a la hora de tomar las decisiones de gestión, y para ello buscaremos siempre las figuras jurídicas donde mayor protección encontremos para poder invertir donde deseemos en todo momento», explica Valera.

Uno de los primeros ejemplos fue Abaco Capital, creada en 2010 como EAFI y que se hizo gestora en 2014. «En Abaco Capital nos transformamos pronto de EAFI en gestora. En nuestro caso era un salto natural ya que, aunque en 2010 dimos un primer paso para ser EAFI, es la figura que mejor describe nuestro quehacer en el día a día. El criterio más importante para nosotros ante una decisión estratégica, como lo fue convertirnos en gestora, es que nos permita invertir mejor y tomar mejores decisiones a largo plazo para nuestros clientes. Ser gestora nos reafirma en la gestión independiente que es una de nuestras señas de identidad: transparente y con objetivos alineados con nuestros inversores», dice Costales.

Un camino diferente

Pero no solo las EAFIs se convierten en gestoras... también suelen optar por la figura de la agencia de valores. Como ejemplo, recientemente la ex EAFI Greenside optó por esta transformación. Y no solo las EAFIs se convierten en gestoras, también dan ese paso algunas agencias de valores, como Orienta Capital, que decidía recientemente ser gestora. Altair, por su parte, pasó de ser EAFI a agencia de valores como paso previo, desde esa figura, a la de gestora.

publicidad
publicidad