18 de Noviembre, 19:43 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

campaña final de año

Consejos para traspasar bien su plan de pensiones y aprovechar las mejores ofertas

La campaña de fin de año de planes de pensiones ha comenzado antes de tiempo con ofertas mucho más agresivas que otros años y que van entre el 3 por ciento y el 5 por ciento. 

Paula Mercado, directora de análisis de VDOS, admite que «es posible que este año haya comenzado antes, llevamos todo el año hablando de pensiones y de la necesidad de que cada trabajador en activo suscriba un plan de pensiones individual que complemente la pensión pública al llegar la jubilación». Un claro ejemplo es Bankinter, que en mayo ya puso en marcha una campaña para captar traspasos de fondos en la que ofrecía un 3,25 por ciento. María Valero, experta de iAhorro, también achaca a «la incertidumbre que hay sobre las pensiones públicas» estas iniciativas.

Carlos Farrás, socio director de DPM Finanzas, asegura que «las entidades saben que es un producto de alto margen y que los inversores normalmente no suelen movilizar dichas inversiones por tener un horizonte de largo plazo, por lo que suelen ofrecer campañas agresivas para crecer en este segmento de negocio». Por su parte, Carlos Herrera, miembro de EFPA España y administrador de GlobalRock, piensa que el partícipe, a la hora de hacer la planificación de su jubilación, no tienen que dejarse tentar por la bonificación ya que a cambio «se les cautiva durante años, con una fuerte penalización si se marchan antes de tiempo».
Independientemente del motivo, la campaña de este año se traduce en ofertas más altas, hasta el 5 por ciento, pero el partícipe tiene que pagar un pequeño peaje con la nueva entidad y es suscribir una permanencia también más elevada que en periodos anteriores.

Santander es una de las entidades que ofrece hasta un 5 por ciento sobre el importe traspasado. De entrada, los clientes podrán obtener una bonificación de entre el 1 por ciento, para importes de entre 2.000 y 20.000 euros, y del 3 por ciento, para los que superen los 20.000 euros. Pero además, la entidad que preside Ana Botín premia con otro 2 por ciento si realizan aportaciones periódicas. La oferta está vinculada a un periodo de permanencia de 5 años en el primero de los casos y sube otros 2 años más para el segundo.

Liberbank también apuesta fuerte y ofrece hasta un 5 por ciento para aportaciones o traspasos de 25.000 euros y una permanencia de ocho años, porcentaje que bajaría al 4 por ciento si la permanencia se reduce a 6 años y para importes inferiores ofrece una bonificación del 3 por ciento y con seis años en la entidad.

Bankinter regala hasta un 4 por ciento, igual porcentaje que la oferta de Abanca para traspasos o aportaciones de 50.000 euros y, además, premia la primera, ya que la entidad se compromete a devolverla si cumple el requisito de permanecer cuatro años en la entidad. CaixaBank también apuesta por este tipo de aportaciones recurrentes ya que es uno de los requisitos para lograr un 4 por ciento en los traspasos a la entidad, además, de mantener el plan hasta 2026 y tener más de 65 años. Igual que Cajamar, que premia hasta con un 4 por ciento pero dependerá del importe de la aportación, del tipo de plan y también del periodo de permanencia, de entre 42 y 63 meses. BBVA repite en el 3 por ciento, igual porcentaje que Catalana Occidente.

En qué fijarse 

Estas ofertas consiguen atraer a partícipes y fondos. De hecho, Generali espera captar 75 millones de euros en su campaña, pero Mercado aconseja ser precavido con ellas: «Ya que la oferta siempre lleva condicionantes de permanencia y es fácil verse atrapado en un plan de pensiones de reducida rentabilidad, si no se llega a incurrir en pérdidas». De la misma opinión es Farrás: «Nosotros recomendamos que no se fijen en las diferentes campañas de cada momento sino en la calidad de gestión del plan, de la política de inversión, su coste y el track record conseguido los últimos años», mientras que Herrera añade que «se adapte a su perfil de riesgo».
Y es que como reitera Herrera, «las gestoras cada vez lanzan ofertas más agresivas, pero se compensan con periodos de tiempo más largos».

En resumen, serían dos puntos fundamentales a estudiar en el nuevo plan. La rentabilidad histórica, porque aunque es cierto que las rentabilidades pasadas no garantizan las futuras, «nos puede dar unas pistas de cómo suele comportarse», aclara Mercado. Pero también es importante conocer las comisiones del plan de pensiones que vamos a contratar y, aunque en España están limitadas al 1,5 por ciento, es fundamental buscar planes de pensiones cuyas comisiones sean más bajas que la rentabilidad anual.

Mercado reitera que «si algún partícipe no se siente satisfecho con la evolución de su plan de pensiones, debería cambiarse en cualquier momento», aunque basta con expresar este deseo para que la entidad le pueda ofrecer alternativas que se ajusten más a la rentabilidad esperada. Si está en esa situación, Farrás recomienda esperar a final de año para hacer el cambio y beneficiarse, por tanto, de esas bonificaciones, aunque reitera que el objetivo del plan de pensiones es lograr un complemento de cara a la jubilación y «no la campaña que nos ofrezcan». Valero reitera que las bonificaciones solo tienen un efecto en el corto plazo.

José María Luna, departamento de análisis y estrategia de Profim Grupo Arquia Banca, explica que debe tener en cuenta la edad prevista para el rescate (que puede ser para incrementar los ingresos tras la jubilación o se puede dejar para los herederos). El horizonte temporal en este caso nos marcará el riesgo que podemos o no correr y, en consecuencia, la tipología de productos a los que realizar aportaciones (A medida que se vaya acercando la fecha de rescate, lo aconsejable es ir reduciendo el riesgo e ir incrementando el porcentaje invertido en productos conservadores que permitan consolidar lo ganado hasta el momento. Si, al contrario, aún restan más de cinco años para el rescate, lo propio es tener un mayor porcentaje invertido en productos que contribuyan a la generación de rendimientos: planes de renta variable, mixtos..).

También es importante tener en cuenta la situación y perspectivas de los mercados financieros en cada momento. Aunque la inversión en planes de pensiones se plantee con un horizonte temporal de largo plazo, es adecuado revisarla de forma periódica y ajustarla a los distintos ciclos económicos y de mercado para aprovechar las oportunidades que se vayan presentando y/o evitar una descapitalización del producto si se entra en una tendencia bajista.

Por último, Angel Martínez Aldama advierte que con el actual momento del mercado hay que reflexionar si hay que cambiar el plan de pensiones, si se adaptar al perfil de riesgo. Aldama cree que "la campaña de planes de pensiones debe darse más a lo largo de tiempo", y dedicar una parte del ingresos a aportaciones.

Fiscalidad

Para aquellos que hagan aportaciones a su plan de pensiones es recomendable tener en cuenta la fiscalidad. El importe máximo de aportación que está sujeto a deducción en el IRPF es de 8.000 euros y el contribuyente se podrá deducir la menor de las siguientes cantidades: 8.000 euros o hasta el 30 por ciento de los rendimientos del trabajo y de actividades económicas. Según cálculos de BBVA, una aportación de 8.000 euros podrá desgravarse 3.600 euros en la próxima declaración de la renta si el tipo al que está sujeto es del 45 por ciento. 

En ese sentido, Herrera cree que la mejor estrategia de aportación a un plan de pensiones «es hacer aportaciones mensuales y en función de la capacidad de ahorro y de la previsión financiera del próximo año hacer la aportación extraordinaria siempre teniendo en cuenta los límites fiscales». Herrera explica que esta estrategia permite «ir comprando valores liquidativos en cada momento y diversificar el riesgo del tipo de interés». Valero recuerda que el traspaso de una entidad a otro no tiene efectos en la declaración de la renta por lo que el partícipe puede ir cambiando su plan sin coste alguno.

publicidad
publicidad